SHA Wellness Clinic

Sha Magazine

Un lugar para todo lo relacionado con la salud, el bienestar y la nutrición saludable

Los 7 mejores beneficios de las algas marinas

El consumo de algas -también conocidas como plantas marinas- ha aumentado durante los últimos años debido a la última moda de los llamados “superalimentos”. La gente quiere alimentos que les ayuden a sentirse y verse mejor, perder peso y tener más energía.

Si bien las algas marinas se han puesto de moda recientemente, son un alimento que ya comían nuestros antepasados y que ha permanecido olvidado durante muchos años. Pero por suerte la gente está despertando al ver los múltiples beneficios que las algas pueden aportar a nuestra salud. 

Los superalimentos como las algas son alimentos que proporcionan nutrientes esenciales mediante el consumo de pequeñas cantidades añadidas a nuestra dieta sana habitual. Más no siempre significa mejor, tenemos que ser conscientes de que mucha cantidad nos alejará de nuestros objetivos saludables. El exceso y la salud son incompatibles.

 

Los 7 mejores beneficios de comer algas son:

  1. Las algas marinas son densas en nutrientes, de hecho, el contenido en nutrientes de las algas marinas es en general superior al de las plantas terrestres. Contienen vitamina A,C, D, E, B1, B2, fósforo, potasio (lo que da a las plantas su sabor salado y no el sodio como muchos creen), hierro, yodo, fibra, sodio y pequeñas cantidades de proteínas vegetales. Todos estos nutrientes esenciales son de fácil asimilación.
  2. ¡Contienen mucho calcioLas algas tienen hasta 10 veces más calcio que la leche. Ésta es probablemente la razón principal por la que las algas se consideran superalimentos.
  3. La composición química del agua del mar se parece mucho a la de la sangre humana. El consumo regular de algas en cantidades controladas puede ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, limpiar el sistema digestivo, purificar y alcalinizar la sangre, limpiar el sistema linfático y ayudar a unir y eliminar los metales pesados ​​de nuestro organismo. El “alginato de ácido” de las algas puede incluso unirse al material radiactivo para ayudarnos a eliminarlo de nuestro cuerpo.
  4. Tienen propiedades antivíricas, antiinflamatorias y inmunomoduladoras, por lo tanto, fortalecen el sistema inmune y previenen numerosas enfermedades.
  5. Son ricas en yodo, un mineral fundamental para la tiroides y para la salud en general. La tiroides es una de las glándulas endocrinas más grandes del cuerpo y es responsable de una diversidad de procesos muy importantes como el uso de energía, la creación de proteínas, el sistema inmune y nuestra reacción a otras formas hormonales. Muchos problemas de tiroides se deben a una falta de yodo, ya que el cuerpo no produce suficientes cantidades de yodo por su cuenta y se tiene que consumir a través de los alimentos.
  6. Las algas marinas son saciantes, pero no engordan, por lo tanto, son ideales para evitar el sobrepeso y la obesidad.
  7. Son quelantes, que quiere decir que tienen la capacidad de absorber toxinas y metales pesados acumulados en el organismo y expulsarlos del cuerpo.

Entre las algas más conocidas, destacan las kombu, dulse, kelp, wakame, fukus y espagueti de mar. Hoy en día, se pueden encontrar en cualquier tienda especializadas de comida saludable y en herboristerías.

Son muy versátiles en su preparación y agregan un color y textura únicos a cualquier plato. Se pueden añadir a las sopa de miso, sopas de verduras, ensaladas y como acompañante a cualquier otro plato. Además, se pueden tomar en formato de polvo, como la espirulina y la chlorella, y añadirlas a los batidos verdes. 

¿Has probado ya las algas marinas? ¡Con todos los beneficios que ofrecen, son un alimento clave para una dieta equilibrada y saludable!

*Artículo escrito por Kenneth Prange, experto en nutrición sana y terapias naturales.

 

12