SHA Wellness Clinic

Sha Magazine

Un lugar para todo lo relacionado con la salud, el bienestar y la nutrición saludable

Bebidas Antiinflamatorias de Cúrcuma

Todo el mundo está hablando de la cúrcuma últimamente, ¡y no es para menos! Esta especia dorada originaria de la Ayurveda, se ha convertido en un fenómeno mundial. Aunque todo el mundo está empezando a conocerlo recientemente, la cúrcuma es una planta de la familia del jengibre que lleva existiendo en Asia miles de años y se utiliza por sus propiedades medicinales.

La ciencia ha estado demostrando todos los beneficios que proporciona la cúrcuma, haciendo que sea un superfood aún más popular. Sin embargo, por mucho que se haya convertido en un alimento de moda, mucha gente no sabe cómo utilizarla en el día a día.

Hay muchas maneras de utilizar la cúrcuma. Hay que distinguir que hay dos tipos de formatos: en polvo o la raíz fresca. La cúrcuma en polvo es más fácil de añadir a todo tipo de platos y recetas, tanto en tés, lattes de cúrcuma, batidos, zumos, sopas, salsas, curry o adobos. También se puede añadir la cúrcuma fresca a todos estos platos, pero se necesita rallarlo o cortarlo finamente.

Una manera ideal de incluir este superfood en la dieta, es añadiendolo a los zumos o a los batidos. Tenemos 2 recetas antiinflamatorias de un batido y un zumo que son una maravilla para el cuerpo, y uno de los ingredientes claves es la cúrcuma.

 

Zumo Antiinflamatorio de Cúrcuma

Necesitarás una licuadora para esta receta

 

Ingredientes:

  • 4-6 zanahorias
  • Cúrcuma fresca (unos 6 cm de la raíz)
  • Jengibre fresco (4-6 cm de la raíz)
  • 1-2 manzanas

 

Preparación:

  • Mete todos los ingredientes en la licuadora
  • Sírvelo en un vaso

 

Batido Antiinflamatorio de Cúrcuma

Necesitarás una licuadora y una batidora para esta receta

 

Ingredientes:

  • 4-6 zanahorias (licuadas)
  • 1 plátano
  • Un puñado de piña
  • 2-4 cm de cúrcuma fresca o ½ cucharada de cúrcuma en polvo
  • 2-4 cm de jengibre fresco
  • 1 cucharada pequeña de canela

 

Opcional:

  • 1 cucharada pequeña de semillas de chía

 

Preparación:

  • Primero tienes que licuar las zanahorias en una licuadora para hacer el zumo de zanahoria.
  • Añade el zumo de zanahoria en una batidora junto a todos los otros ingredientes.
  • Bate todo bien hasta que se cree un batido.
  • Sírvelo en un vaso, ¡y disfruta!

 

Estas son dos recetas muy fáciles de hacer perfectas para empezar el día. ¡Son deliciosas y muy nutritivas! Son antiinflamatorias, mejoran la digestión, fortalecen el sistema inmune, dan brillo a la piel, son una bomba antioxidante y un antibiótico natural. ¡Pruébalos!

18