vitamina d
Woman’s legs on the sea beach

Vitamina D y Exposición Solar

Por SHA Wellness Clinic
|
27 de julio de 2015
Salud y belleza

La vitamina D es un nutriente esencial para mantener los niveles adecuados de calcio y fósforo en nuestro cuerpo. Además juega un papel muy importante en el mantenimiento del sistema inmunológico al reducir la inflamación, y participar en el crecimiento y maduración celular.

 

El salmón, los cereales, el zumo de naranja, el aceite de hígado de bacalao y la caballa son algunos alimentos con alto contenido en vitamina D, sin embargo la fuente principal de vitamina D se encuentra en la luz solar.

 

El dilema de la exposición solar

El sol aporta grandes beneficios para la salud.  Además de proporcionarnos vitamina D, numerosos estudios indican que una insuficiente exposición incrementa el riesgo de padecer algunos cánceres como el de colon, mama y próstata.

Sin embargo, cuando llega el verano, son habituales los consejos sobre la importancia de proteger la piel frente a los rayos solares. Como bien sabemos, una excesiva exposición al sol incrementa el riesgo de padecer cáncer de piel, por ello se recomienda evitar las horas más calurosas y la utilización de cremas fotoprotectoras.

Ante esta situación es común preguntarnos si el incremento de protección solar e incluso la no exposición por miedo a sufrir melanomas afecta a la capacidad de síntesis de vitamina D por parte de nuestro cuerpo.

Hay que tener en cuenta que no sólo se trata de la cantidad de sol que tomemos, ya que esto es fácil en los meses de primavera y verano, sino de otros factores como la alimentación, el color de la piel, o la latitud.  Así, según demuestran numerosos estudios, en países con latitudes por encima de 35º (como el caso de España) el frío y la escasa luz solar provoca lo que se denomina el “invierno de vitamina D” lo que implica una producción de vitamina D por debajo de los niveles necesarios.

 

 

¿Cuál es la solución?

Ante esta situación, habría que buscar un equilibrio que reduzca el riesgo de melanomas y permita obtener los beneficios de la exposición solar, entre ellos la síntesis de vitamina D.

Para ello lo más cauto es adoptar la recomendación de los profesionales médicos de combinar una exposición solar limitada (unos 10-20 minutos diarios, en horas de menor intensidad solar), junto a una adecuada alimentación y acudiendo a suplementos alimenticios si fuera necesario.

En SHA disponemos de una completa gama de suplementos alimenticios destinados a compensar la falta de nutrientes necesarios, entre ellos la vitamina D. Puedes adquirirlos en nuestra SHA Boutique (tienda física de SHA Wellness Clinic) y en Esenza by SHA.

 

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend