trucos para una vida libre de bloqueos

Consejos para vivir sin bloqueos

Por SHA Wellness Clinic
|
28 de septiembre de 2015
Salud y belleza

Más allá de las moléculas y las células, hay un mar de energía que forma nuestro cuerpo. Cada molécula, cada célula, cada órgano tiene su propia melodía y juntas componen la sinfonía de la vida. Pero a veces algún instrumento desafina. Es el momento entonces de recordarle cuál es su nota para recuperar el estado óptimo de salud.

Como si se tratara de un río, la vida que fluye por nuestro cuerpo a veces encuentra obstáculos. Esto produce un aumento local de la cantidad de energía en la zona o el órgano relacionado. Pero en energía, más no es mejor. Si hay un patrón de congestión indica que estamos ante un proceso agudo, ante algo que hay que solucionar. Cuando el cuerpo no puede solucionarlo, entonces se produce un problema crónico y entramos en fase de desgaste de energía.

La buena salud comienza por un buen equilibrio energético. Sin embargo, no siempre nuestra energía se mueve de forma armónica por todos los sistemas. A veces el agotamiento no nos permite ni siquiera descansar y es necesario aportar energía extra. A veces solo es necesario retirar los obstáculos que se han ido interponiendo en el flujo de la energía; a veces hay que ayudar al cuerpo a que repare los sistemas, recordarle lo que aún está sin resolver, a veces hay que afinar los instrumentos… Y todo ello podemos hacerlo mediante el uso de ondas. Ondas que recuerdan, ondas que desbloquean, ondas que recargan las baterías.  Todo ello compone lo que conocemos como “medicina energética”. Detectar los desajustes y desbloquearlos para que el cuerpo recupere la capacidad de mantener el equilibrio óptimo ante cada desafío.

 

A continuación te proponemos una serie de sencillos Consejos para vivir sin bloqueos energéticos. ¡Presta atención!

 

  • Obsérvate – Intenta sentir tu cuerpo, tu mente. Afloja conscientemente tu espalda, tus hombros, las piernas, siente dónde se acumula la tensión. Conoce tu estructura energética.

 

  • Respira – A través de la respiración recuperamos mucha energía. Siéntate en un lugar tranquilo, cierra los ojos, pon la espalda recta y concéntrate en el aire que entra por tu nariz, acompáñalo hasta los pulmones y siente cómo sale de nuevo por tu nariz. Realiza este ejercicio tantas veces como lo necesites, de forma lenta, rítmica, pausada, cómoda.

 

  • Aliméntate adecuadamente – El cuerpo necesita nutrientes para funcionar de forma óptima. Evita los alimentos procesados e intenta volver a lo sano,  lo orgánico y de temporada. La naturaleza sabe qué alimentos necesitas en función del lugar en el que vives.

 

  • Conecta con la naturaleza – Necesitamos la energía de la tierra (el campo geomagnético) y la energía del cielo (la radiación solar) para poder vivir. Intenta caminar descalzo siempre que puedas, evita los plásticos en los pies (calcetines, zapatos) que nos llenan de electricidad estática. Permítete recibir la energía de la naturaleza directamente sobre tu cuerpo y siente sus beneficios.

 

  • Sé positivo – Recuerda que la energía sigue al pensamiento. Por tanto, ahí donde esté tu mente estará tu energía. Procura enfocar tu mente en cosas creativas y positivas.

 

  • Escoge tus ideas – El exceso de pensamientos es una de las principales formas de desgastar la energía. Aprovecha tu tiempo para aprender a manejar la mente, a elegir qué pensamientos deseas tener y a tener herramientas para poder deshacerte de aquellos pensamientos que no quieres sostener en tu vida.

 

  • Carpe Diem – Vive con intensidad cada instante presente, intentando no proyectarte ni en el pasado ni en el futuro.

 

  • Fluye – Las emociones nos hacen humanos, pero vivir siempre en una montaña rusa emocional nos deja absolutamente exhaustos. Intenta no tomarte las cosas muy en serio. Al final, como dice el refrán “no hay mal que dure cien años” y, sea lo que sea lo que estás viviendo, también pasará.

 

  • Determina tus límites – Ser feliz es una elección, no una cuestión de suerte. Aprende a distinguir dónde acabas tú y dónde empieza el mundo. No le des a nada ni a nadie el poder de hacerte feliz porque les estarás también dando el poder de hacerte desdichado.

 

  • Acota tu ingesta digital – Evita en la medida de lo posible un exceso de radiaciones artificiales. La dieta digital es siempre beneficiosa para todas las edades.

 

  • Pide ayuda – Cuando sientas que no puedes sólo, no dudes en pedir ayuda. En SHA Wellness Clinic estaremos encantados de colaborar con tu máximo bienestar.
SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend