Thermage, ultherapy y fraxel: 3 tratamientos de vanguardia para recuperar la firmeza de tu piel

Por SHA Wellness Clinic
|
07 de julio de 2020
Salud y belleza

El secreto está en el colágeno. Y más concretamente en su estimulación. Es la sustancia que mantiene unido al cuerpo, una especie de pilar que proporciona resistencia y estructura para la piel. Pero a medida que envejecemos va disminuyendo y hay que recomponerlo. Thermage, Ultherapy y Fraxel son los tratamientos de vanguardia para su estimulación y recuperar toda la firmeza.

El colágeno funciona como el “pegamento” que mantiene todas estas cosas juntas. Precisamente, la palabra proviene del griego “kólla”, que significa eso mismo: pegamento.

“A medida que envejecemos, lo descomponemos más rápido de lo que podemos reemplazarlo. Comenzamos a perder aproximadamente el 1 por ciento de nuestro colágeno al año desde que cumplimos los 20 hasta llegar al 30 por ciento durante los primeros cinco años de la menopausia”, explica la Dra. Barbara Dalbos, experta en Medicina Estética de SHA Wellness Clinic.

Muchos productos que contienen colágeno, incluidas las cremas, aseguran que revitalizan la piel al aumentar los niveles de colágeno en el cuerpo. “Pero esto es poco probable, ya que las moléculas de colágeno son demasiado grandes para ser absorbidas por la piel”, matiza la especialista.

Lo importante es estimular la capa profunda de la piel, la dermis. Para eso, SHA Wellness Clinic propone tres tratamientos de vanguardia, puntales actuales en la terapia de activación de colágeno.

Thermage, la terapia de radiofrecuencia más reconocida

Es la referencia en el tratamiento de la laxitud de la piel. “Solo la tecnología de radiofrecuencia monopolar capacitiva proporciona un volumen volumétrico profundo y uniforme lo suficientemente potente como para tensar y contornear naturalmente la piel y el tejido subyacente”, explica la Dra. Barbara Dalbos.

Thermage logra resultados en una solo sesión en comparación con otras tecnologías, que pueden requerir hasta cinco o más sesiones de tratamiento. El objetivo es inducir daño térmico que aumente la temperatura en el tejido y estimular así la neocollagénesis en capas profundas de la piel y el tejido subcutáneo.

“El resultado es un antienvejecimiento natural porque es el propio cuerpo el que trabaja sin intervención de productos externos. Se puede usar en todo el cuerpo, mostrando un resultado impresionante en el vientre y las piernas”, sugiere la experta de SHA Wellness Clinic.

 

Ultherapy, ultrasonidos a nivel facial y corporal

Aprobado por la FDA estadounidense, es uno de los tratamientos más en auge. Con una terapia de ultrasonidos, lo que busca es un efecto de pequeño lifting no quirúrgico que además estimula la producción de colágeno propio.

“Mediante el ultrasonido, calienta focalmente la piel para estimular su producción de colágeno en diferentes capas de la dermis y hasta la cara. El procedimiento incluye imágenes de

ultrasonido. Esto ayuda al profesional a controlar las ubicaciones exactas de tratamiento en las capas internas de tejido para lograr los mejores resultados”, describe la Dra. Barbara Dalbos.

Se ha demostrado que Ultherapy realza la piel suelta del cuello y la barbilla. Produce en la piel un estiramiento natural. La mayoría de las personas experimentan el efecto completo del tratamiento aproximadamente entre tres a seis meses después del procedimiento, aunque algunos ya pueden apreciar antes sus efectos.

 

Fraxel, las columnas de destrucción térmica

Lo dice la Dra. Barbara Dalbos: “La energía de este láser crea pequeñas ‘columnas de destrucción térmica’ en la piel que estimulan el crecimiento de células nuevas y saludables para reemplazar las células viejas y dañadas”.

Funciona de “dentro hacia afuera”, aumentando la renovación de la piel y la producción de colágeno, que es el proceso natural de curación acelerado del cuerpo. Este láser también funciona muy bien en el tratamiento del daño causado por el sol (elastosis, pigmentación), la acción sobre el acné y las estrías, etc.

Por otra parte, la Dra, Barbara Dalbos también destaca la efectividad de las inyecciones de estimulador de colágeno como Radiesse (hidroxiapatita cálcica), que proporciona un estímulo natural. “Actúa como un soporte debajo de la piel, fortaleciendo la estructura y estimulando el crecimiento de su propio colágeno natural”, precisa.

Este crecimiento natural de colágeno continúa durante muchos meses y extiende el efecto inicial de Radiesse. En muchos pacientes, la corrección dura un año o más con resultados naturales y juveniles.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend