la importancia del desayuno

La importancia del desayuno

Por SHA Wellness Clinic
|
08 de septiembre de 2015
Nutrición saludable

Muchas personas no tienen hambre a la hora de levantarse, incluso si han cenado poco la noche anterior. Su cuerpo necesita cambiar el “chip” y darse un tiempo para ponerse en marcha y activar el apetito. Por ello no desayunan o toman únicamente un café, zumo o un par de galletas. Sin embargo, saltarse el desayuno no es una buena opción, y esto conlleva consecuencias a lo largo del día.

Los especialistas en nutrición siguen intentando concienciarnos de la importancia de desayunar bien, ya que cuando se priva al cerebro del combustible necesario para funcionar, puede haber falta de memoria, concentración, mal humor y decaimiento.

Además, aquellos que desayunan de manera equilibrada mantienen su peso estable, a diferencia de aquellos que lo omiten o desayunan poco. Esto se debe a que nuestro organismo lleva de 8 a 10 horas sin ingerir ningún alimento y el aporte de calorías a primera hora del día contribuye a no sobrecargar ninguna de las siguientes comidas, ayudando a repartirlas en 4 ó 5 raciones diarias y evitando picar entre horas. 

 

¿Qué debe incluir un desayuno equilibrado?

La primera comida del día debe ser fácil de digerir, pero lo suficientemente nutritiva para estimular los niveles de energía. Debe representar entre el 20% y el 25% de las calorías que ingieres durante el día y es importante que esté bien equilibrado para recibir los nutrientes esenciales. Un desayuno demasiado abundante hará sentirte desmotivado y con sueño. Es recomendable incluir:

 

  • Cereales integrales. Son una fuente equilibrada de fibra y proporcionan al organismo la energía, vitaminas y minerales necesarios para el resto del día. La mejor forma de consumirlos es cocinados ya que ayudan a mantener el calor corporal. Son fáciles de digerir, mejoran la concentración y mantienen los niveles de azúcar en sangre. Puedes consumirlos en forma de porridge mezclados con fruta.
  • Frutas o Zumos naturales. Aportan agua, vitaminas y minerales. Combina distintas frutas y verduras para hacer ricos zumos naturales. Puedes consultar nuestra variedad de zumos de Esenza que además de estar deliciosos son súper saludables. Recuerda que es importante no quitar la pulpa ya que es la fuente de nutrientes y fibra.
  • Arroz hervido. Es un buen cereal para comenzar el día porque es fácil de digerir y más relajante que los cereales secos. Puedes añadirle umeboshi ya que es un perfecto energizante para afecciones digestivas y  magnífico para combatir la debilidad y la fatiga.
  • Desayunos rápidos. En caso de tener prisa, ayúdate de sencillos desayunos que puedas preparar la noche anterior y comer de camino al trabajo. Toma nota de algunos recomendados:

– Fruta deshidratada.

Barrita de muesli sin azúcar con leche de avena/arroz.

– Una pieza de fruta fresca.

– Barritas de cereales integrales sin azúcar.

Tortitas de maíz con hummus.

– Muffin integral.

– Yogur de soja.

– Un trozo de pan de espelta con mantequilla de cacahuete.

 

 

Ahora que conoces la importancia del desayuno y estos pequeños consejos para mantenerte con energía por la mañana sin recurrir al picoteo, ponlos en práctica y ¡anímate a empezar el día con un desayuno sano, rico y equilibrado!

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend