The definitive method to quit smoking
The definitive method to quit smoking

El método definitivo para dejar de fumar

Por SHA Wellness Clinic
|
19 de febrero de 2013
Terapias naturales

¿Uno de vuestros propósitos de año nuevo era dejar de fumar y aún no lo habéis conseguido? Con nuestro Programa Antitabaco no sólo te ayudamos a superar este reto sino que además te proporcionamos unos consejos para dejar de fumar y que no vuelvas a recaer en el futuro ya que son muchos los beneficios que supone dejar de fumar para la salud y el bienestar de cuerpo y mente.

El tabaquismo es la causa de la aparición de distintos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas, vasculares y pulmonares crónicas. Dejar de fumar supone un reto tan complicado como necesario para la salud, y somos muy conscientes de ello. Por ello, en SHA hemos creado un programa específico anti-tabaco para que, con la ayuda de las terapias naturales, puedas conseguirlo. También, para complementar el tratamiento, te ofrecemos unas pautas y consejos para dejar de fumar, que resultan muy efectivos y beneficiosos para la salud.

Cómo dejar de fumar es la pregunta cada vez más común entre los fumadores, a medida que se conciencian de los peligros que supone para la salud esta adicción. “Dejar de fumar no sólo es posible sino también muy recomendable y en SHA se lo ponemos más fácil gracias a nuestro Programa Antitabaco en el que se lleva a cabo un método propio muy efectivo” afirma el doctor Vicente Mera, responsable de medicina interna de SHA Wellness Clinic. “El tratamiento supone conocer previamente el perfil de adicción y actuar en los condicionantes físicos y psíquicos de cada uno”, declara Mera, quien tras realizar un chequeo cardíaco y pulmonar previo, procede a la aplicación del tratamiento antitabaco a través de técnicas individualizadas y personalizadas que van desde la nutrición saludable, fitoterapia, acupuntura, laserterapia, magnetoterapia a técnicas avanzadas de relajación con el fin no volver a fumar.

El programa SHA y los consejos para dejar de fumar que los profesionales del centro proponen, se combina, además, con la última tecnología y con terapias naturales procedentes de la medicina tradicional china para ayudar a los huéspedes en su propósito de abandonar el tabaco.

“Los objetivos del tratamiento se mantienen con la ayuda de la dieta SHA que se opone al síndrome de abstinencia, permitiendo sobreponerse en su justa medida del efecto antidiabetógeno y anti‐adelgazante que caracteriza el metabolismo del ex fumador” afirma el Doctor Mera.

Durante la duración del programa se realiza además un exhaustivo seguimiento, sesiones de apoyo psicológico, asesoramiento con un entrenador personal, actividades colectivas como yoga o taichi y acceso libre al circuito de hidroterapia para una estancia agradable y satisfactoria. Y, además, al finalizar su estancia, el paciente recibirá un plan personalizado de salud que le permitirá continuar con la rutina desde su propia casa.

En esta entrevista, el Doctor Vicente Mera responde a algunas de las preguntas más frecuentes sobre este tratamiento y establece ciertos consejos para dejar de fumar.  Pero, si tenéis alguna más, no dudéis en dejárnoslas y os las responderemos cuanto antes.

Dr. Vicente Mera da consejos para dejar de fumar

¿Es posible dejar de fumar de una manera sencilla?

 Sí, pero siempre y cuando concurran las circunstancias necesarias tanto en el paciente (el fumador) como en los métodos.

 En efecto, por parte del fumador se requiere una motivación mínima que justifique el esfuerzo; un convencimiento pleno de que el objetivo puede lograrse; la determinación necesaria para no postergar la decisión en el tiempo; y, por último, perseverancia suficiente para concluir el proceso felizmente sin recaídas.

 Y con respecto a los métodos, basta con ofrecer un programa personalizado que responda de una manera integral y multidisciplinaria a las peculiaridades de cada paciente desde una perspectiva física, psíquica y socio-laboral.

¿En qué consiste el tratamiento?

En una primera fase de diagnóstico se analiza el alcance y la gravedad de la dependencia y las consecuencias del tabaco sobre la salud física, psíquica, familiar y socio-laboral del paciente. Paralelamente se intenta averiguar las causas que han llevado a iniciar y perpetuar el hábito.

En una segunda fase se establece la estrategia integral y multidisciplinaria para obtener el abandono de la conducta adictiva.

Y se comienzan a aplicar el método SHA que se basa en técnicas naturales que abarcan los tres aspectos del método SHA, esto es, dieta saludable, ejercicio según las indicaciones de un entrenador personal y relajación por medio de la palabra (psicoterapia, coaching, hipnosis, etc), la respiración (yoga, etc), la energía corporal (acupuntura, reflexología, moxibustión, etc), la superficie corporal (masajes, envolturas, shiatsu, etc), el agua (sauna, aquagym, etc) y otras herramientas misceláneas.

Sólo en caso necesario y bajo estricta supervisión médica, se precisa apoyo farmacológico que proceda (nicotina sustitutoria, bupropion, vareniclina, benzodiacepinas…)

Por último se diseña la táctica futura para evitar la recaída (precoz y tardía) cuando el paciente retorne al ambiente mucho más hostil de la vida cotidiana.

¿Qué beneficios fundamentales tiene para el cuerpo olvidarse del tabaco?

Después de media hora sin fumar, la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la temperatura de pies y manos regresan a su nivel normal.  Por su parte, los niveles de monóxido de carbono y oxígeno se normalizan pasadas ocho horas, lo que permite una mejor oxigenación pulmonar y que la respiración sea más profunda.  El riesgo de muerte súbita disminuye tras 24 horas.  Pasadas 48 horas se normalizan los sentidos del gusto y del olfato. La  función respiratoria normal se reanuda tras 72 horas. Después de tres meses aumentan la potencia y la resistencia de la actividad muscular. El drenaje bronquial y el riesgo de infecciones mejoran antes del primer año. También desaparece el mal aliento, mejora el olor de la ropa y de la casa en general. Desaparece el color amarillento de manos y uñas y mejora  la hidratación de la piel, dándole más tersura y quitándole las arrugas.

Al pasar cinco años sin fumar se iguala el riesgo de padecer cáncer de pulmón al de los no fumadores, se reducen los catarros y molestias de garganta, y  hay menor probabilidad de padecer trombosis y/o embolias cerebrales.

Desde una perspectiva psicológica se recupera  libertad al dejar de estar sometido a los dictados de una adicción.

También en el terreno socio-laboral se consiguen beneficios en la economía doméstica (con un recorte aproximado en el gasto equivalente a tantos miles de euros al año como paquetes se fumaba por día)  a la vez que se incrementa el rendimiento laboral, toda vez  que se deja de tener una excusa para interrumpir el trabajo.

¿A qué perfil de persona va dirigido?

A todos aquellos fumadores que cumpliendo los requisitos comentados anteriormente, prefieran realizar el proceso de forma totalmente personalizada y en el mejor entorno posible.

¿Qué posibilidades de éxito tiene?

Tenemos la suerte de poder afirmar que en nuestros pacientes que han seguido el programa antitabaco, la tasa de abandono inicial  del hábito de fumar es prácticamente del 100%.

Un consejo a un fumador que esté pensando en dejarlo.

 El mejor de los consejos para dejar de fumar es simplemente que relea la respuesta a la primera pregunta de esta entrevista.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend