uso de tecnologías

Ponte a dieta digital: Aprende a gestionar el uso de tecnologías

Por SHA Wellness Clinic
|
09 de septiembre de 2015
Salud y belleza

Seguramente te ha ocurrido alguna vez que teniendo prevista una tarea prioritaria ante la pantalla del ordenador, hayas tenido la necesidad de abrir una diferente a la que tenías pensada. Seguramente hayas tenido que releer varias veces la misma frase antes de redactar un escrito importante o te cueste mantener la atención en un tema por más de 10 minutos.

 

Vivimos en la era digital. Estamos rodeados de ondas que recorren la tierra buscando un receptor, ondas de radio, televisión, telefonía, de bluetooth. Como es bien conocido, toda antena emite y recibe radiaciones y esto sucede igual con los seres vivos. Emitimos radiaciones electromagnéticas y también somos receptores de las mismas. Habitualmente nuestro cuerpo suele responder a estas radiaciones adaptándose, como lo ha hecho a lo largo de los años recibiendo con agrado los distintos cambios de tecnología: GSM, 3G, 4G…  hasta que no puede adaptarse más y lo que parece haber sido una “ventaja” o “adaptación” ha pasado a convertirse en una “epidemia”.

El exceso de exposición a radiaciones electromagnéticas empieza a ser algo habitual y que potencialmente produce desajustes en la salud. Debemos implementar algunos hábitos saludables y ponernos a dieta digital. Te presentamos algunos consejos:

 

  • Come menos. Seguro que no te has parado a analizar cuántas “calorías digitales” consumes al día y cuántas necesitas realmente. Al igual que para tu peso, edad, sexo…necesitas unas calorías diarias, debes acotar la ingesta ya que las redes sociales te ofrecen mucho más de lo que necesitas consumir.

 

  • Evita las tentaciones. Cuando estás a dieta no pones dulces en la mesa o cerca de ti. Evita también la tentación de usar el móvil o tablet mientras realizas una tarea o en el trabajo. Déjalo en silencio, desactiva las notificaciones o ponlo fuera de tu alcance y evitarás sufrir la “ansiedad” de tener que mirarlo cada vez que suene. Te acostumbrarás.

 

  • Cena como un mendigo. Al igual que la expresión popular hace alusión a los horarios para las comidas, aplícalo para moderar tu uso de pantallas. Establece un horario y adáptate a él. Puedes utilizar tus dispositivos a unas horas determinadas en lugar de estar conectado permanentemente. A partir de la tarde-noche es aconsejable no utilizar pantallas de Smartphone, tablets, Pc, etc., desconectar el teléfono o en su defecto alejarlo al máximo de ya que esto interfiere en la calidad del sueño.

 

  • Autocontrol. Recuerda que eres tú el que controla tus dispositivos y no al revés. Procura no hablar en condiciones de mala cobertura, ya que el teléfono utiliza mucha más potencia para conseguir la misma señal. Habla con auriculares cuando sea posible (alejar el teléfono hará que la intensidad de la señal que nos llega sea más débil) e intenta desconectar el bluetooth del coche ya que produce gran cantidad de ondas electromagnéticas.

 

Poniendo en prácticas estos sencillos hábitos para gestionar el uso de tecnologías, podemos reducir bastante el impacto negativo de estas tecnologías. En la Unidad de Salud Energética de SHA Wellness Clinic testamos el impacto que estas tecnologías producen en la salud y proponemos las estrategias necesarias para paliar sus efectos.

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend