Astenia estacional

Por SHA Wellness Clinic
|
18 de marzo de 2021
Salud y belleza

¿Tienes cierta apatía? ¿Te da pereza afrontar la jornada? ¿Te acuestas muy cansado? Quizá lo que tengas es la indeseada astenia primaveral, un desorden bastante típico que sin embargo puedes paliar viviendo de manera más saludable.

La astenia primaveral se suele definir como un estado constante de agotamiento y fatiga causado por el cambio de estación y asociado a la luz. Junto a esa fatiga, la astenia también puede ir acompañada de estados de melancolía y, en algunos casos, depresión leve.

“Numerosos estudios han demostrado que el clima que nos rodea puede afectar en gran medida nuestros cuerpos, tanto física como mentalmente”, explica Bruno Ribeiro, responsable de la Unidad de Desarrollo Cognitivo y Estimulación Cerebral de SHA Wellness Clinic.

Cerca de la mitad de la población sometida a los cambios de luz estacionales padece este trastorno. Dura alrededor de dos semanas de promedio y tiene su origen en el hipotálamo, una glándula ubicada en el cerebro que regula cosas como la temperatura, la sed, el apetito, el sueño y la vigilia. Sufre alteraciones con el cambio de hora, la luz y sobre todo el clima.

Es fundamental mantener unos hábitos de vida saludables, la esencia del método SHA, para estabilizar nuestro organismo ante cualquier episodio eventual que pueda alterarnos física y mentalmente

SHA Wellness Clinic sugiere cuatro sencillos consejos para evitar o mitigar el impacto de la astenia primaveral:

  1. Haz ejercicio: ayuda a liberar tensiones, mejora nuestra salud física y mental y proporciona un sentimiento de gratitud y felicidad.
  2. Come bien: incluye en tu rutina alimentos que contengan vitamina C y sean energizantes. La vitamina D reemplaza la falta de luz solar que necesita el cuerpo. Obviamente, las frutas y las verduras estarán en lo alto de la lista, pero lo más importante serán los vegetales verdes como la col rizada, la rúcula y las acelgas. Siendo además la primavera el momento idóneo para limpiar el hígado, añade muchos alimentos que ayudan a este órgano como la remolacha, la alcachofa, el ajo y el limón.
  3. Respira profundamente: Hacer algunos ejercicios de respiración profunda como Pranayama, ayuda a desintoxicar la mente y los pulmones. Intenta realizarlos por la mañana y por la noche.
  4. Descansa: es muy importante descansar adecuadamente. Nuestro cuerpo descansa y se repara durante la noche. Por lo tanto, es crucial proporcionarle suficiente tiempo de inactividad.

La primavera es una época en la que el cuerpo debe adaptarse a la nueva estación; si uno se alimenta bien, descansa adecuadamente y hace ejercicio, el cuerpo se limpiará y se renovará de forma natural sin problemas.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend