Medicina del sueño: eficaz como medicina preventiva

Por SHA Wellness Clinic
|
29 de enero de 2021
Salud y belleza

La medicina del sueño cobró un nuevo valor durante la última década y ahora se reivindica como un valor imprescindible dentro del cuidado de nuestro bienestar general y como un factor básico para propiciar un envejecimiento saludable.

Un correcto descanso permite reparar células dañadas, estimular el sistema inmunitario y “reiniciar” el sistema cardiovascular. Además de múltiples efectos beneficiosos a diferentes niveles:

  • Propicia una mejor concentración y productividad durante la jornada
  • Aumentan las funciones cerebrales.
  • Previene o reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiacas.
  • Influye decisivamente en el metabolismo.
  • Reduce el riesgo de padecer diabetes.
  • Disminuye el riesgo de padecer depresión.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Ayuda a controlar el sobrepeso.
  • Equilibra nuestras emociones.

Está demostrado que cuando se alteran o rompen los ritmos circadianos aparecen también las alteraciones del sueño y el riesgo claro de desarrollar patologías. Cuando no se produce un descanso productivo, aumenta exponencialmente el riesgo de padecer enfermedades y se vive menos o en peores condiciones.

 

Cronodisrupción y trastornos del sueño

El ser humano tiene un reloj biológico y cuando aparecen interferencias asociadas a la edad se produce lo que se conoce como cronodisrupción, la causa más frecuente del trastorno del sueño y demás ritmos circadianos.

A medida que pasan los años, y de la misma manera que sucede con el decrecimiento de los niveles hormonales, la calidad y cantidad de sueño también van disminuyendo. Y esa producción de sueño afecta realmente a todo nuestro organismo.

Este es el sentido de la medicina del sueño, del tratamiento del descanso. Porque el sueño es necesario para toda la regeneración y reparación de nuestros tejidos. Conforme vamos acumulando edad, aparece un mayor riesgo de desarrollar algún tipo de alteración del sueño. Por eso, la medicina del sueño se acaba convirtiendo en una de las mejores medicinas preventivas que existen.

 

Adoptar una correcta rutina de descanso

La incorporación a nuestras vidas de hábitos saludables también incluye formas de propiciar un mejor descanso.

Según el Dr. Vicente Mera, responsable del área del Medicina Interna de SHA Wellness Clinic y especialista en Medicina del Sueño, es “fundamental prepararse para dormir, siempre antes de medianoche, con algún ejercicio relajante como la meditación”.

Otra de sus recomendaciones incluiría “comer de forma saludable, descartando excitantes y alcohol, y a horas tempranas”. No es buena idea retrasar mucho la cena, que debería concluir antes de las 21:00 horas y con tiempo suficiente para realizar una buena digestión.

Para el Dr. Mera, también es muy aconsejable “hacer ejercicio físico constante y moderado, aunque nunca por la noche”, así como “evitar actividades nocturnas en la cama que distraigan la conciliación del sueño”, como podrían ser dejar la televisión puesta, mirar el móvil o leer.

Por otro lado, es básico construir un entorno propicio para el sueño: eliminar ruidos, luces apagadas, evitar temperaturas extremas, alejar los aparatos electrónicos, prescindir de los aromas fuertes y disponer de una cama cómoda.

 

Diagnóstico y estudio del sueño en SHA

Para SHA Wellness Clinic, el tratamiento del sueño y el descanso siempre fue esencial como parte del cuidado integral de la salud. Muchas veces no se sabe qué vino antes: si el mal descanso o una patología.

A la hora de abordar un tratamiento favorecedor del descanso, lo fundamental es establecer las razones por la cual una persona no duerme bien. Puede ser a muchos niveles: hábitos de vida, falta de equilibrio interno, circunstancias físicas… O incluso un compendio de todo.

Esas circunstancias solo se pueden determinar después de un exhaustivo estudio personal. Por eso, el primer paso es una consulta con un experto en problemas de sueño que, desde un enfoque integrativo, logre identificar las causas que generan los desajustes en los ritmos normales del sueño.

A través de mediciones y con el uso de tecnología especializada se determina el origen de la patología para a partir de ahí incorporar tratamientos concretos y terapias enfocadas en el restablecimiento gradual del ciclo natural de sueño.

El fin último es lograr un descanso reparador y recuperar los niveles de energía adecuados para poder disfrutar de una vida más plena y saludable.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend