¿Sabes en qué consiste el drenaje linfático?

Por SHA Magazine
|
14 de julio de 2017
Terapias naturales

Mantener un organismo sano y activo es fundamental para conseguir una buena calidad de vida. Como sabes, para lograrlo es recomendable llevar una dieta equilibrada y realizar actividad física. Sin embargo, dedicar un poco de tiempo a mimarte de vez en cuando no está de más. No en vano, disfrutar de terapias naturales con regularidad no solo supone una mejora física, sino también psíquica.

Antes de nada… ¿qué es un drenaje linfático?

El drenaje linfático es una técnica de masaje que favorece el retorno de la linfa a los ganglios linfáticos. Actúa favoreciendo el trabajo que realiza el organismo, ayudándolo y activándolo. El sistema de vasos linfáticos, que se extiende por todo el cuerpo, recoge los productos ajenos y los transporta hacia los ganglios, donde son examinados. Como ves, representa una parte fundamental de tu sistema inmune. De hecho, permite reconocer los antígenos e iniciar una respuesta contra ellos, minimizando el riesgo de caer enfermo.

Es por ello que, en ciertas ocasiones, el sistema linfático puede obstruirse debido a la elevada actividad depuradora que lleva a cabo. Mediante la realización del masaje de drenaje linfático se consigue que la presión aplicada en las zonas claves desbloquee el flujo. Esta técnica es completamente indolora, ya que la presión ejercida es suave, constante y ascendente.

¿Cuáles son sus principales efectos?

El drenaje linfático cuenta con muchos y variados efectos, entre los que destacan:

– Activación del sistema inmune: al favorecer el movimiento de la linfa a través de los vasos linfáticos, consigues que las toxinas invasoras del organismo lleguen a los ganglios para ser analizadas y destruidas.

– Acción simpatolítica: este efecto va asociado a la acción del masaje, puesto que cuando te sometes a un drenaje linfático, los niveles de cortisol (hormona del estrés) en el organismo se reducen. En consecuencia, se experimenta una enorme relajación.

– Acción analgésica: el hecho de que se acumule la linfa en determinadas zonas por una mala circulación puede provocar edemas: salida de líquido. Este líquido, al almacenarse donde no le corresponde, presiona a otras estructuras y puede provocar dolor. Al descongestionar los vasos, desaparecen los edemas y el dolor.

– Acción drenante: es el fundamento del drenaje linfático. Una vez lograda la movilización de las toxinas, tienen lugar el resto de acciones.

En definitiva, los efectos del drenaje linfático son muchos y muy beneficiosos, ya que tienen un carácter sistémico, beneficiando a todo el organismo y no sólo a la zona tratada. 

Como ves, estas acciones no sólo benefician el cuerpo, sino también a la mente. El masaje linfático ayuda a protegerte de los virus de temporada, a sentirte más ligero, más relajado y más vital.  

 En SHA Wellnes Clinic tenemos a tu disposición el Programa Fitness en el que podrás disfrutar de una sesión de Drenaje Linfático Eléctrico y de sus favorables efectos para su cuerpo. Incluye otros tres tipos de tratamientos terapéuticos y una consulta con un experto en nutrición, entre otros de sus servicios, que te ayudarán a adoptar unos hábitos de vida saludables.

 

Infografía: beneficios del Fitness

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend