Medicina revitalizante en 4 tratamientos

Por SHA Wellness Clinic
|
10 de julio de 2020
Terapias naturales

La Medicina Revitalizante está en permanente auge por su efecto preventivo y la ayuda que presta a integrar conceptos de hábitos saludables en nuestras vidas. Como SHA Wellness Clinic conoce su importancia, propone un póker de servicios revitalizantes de absoluta vanguardia compuesto por ozonoterapia, sueroterapia, bioanálisis celular y terapia láser intravenosa.

En medicina, la acción revitalizante consiste en el aumento de la energía disponible en las células, lo que les permite recuperar su funcionalidad de forma óptima. Con ello se normalizan funciones perdidas o debilitadas por el efecto de factores como la contaminación ambiental, hábitos tóxicos o el propio envejecimiento.

“Así se consigue recuperar y prevenir muchas enfermedades crónicas degenerativas, infecciosas y metabólicas”, sostiene la Dra. Rosario García, experta en Medicina Biológica y Antienvejecimiento.

La Medicina Revitalizante busca mantener las funciones vitales y mejorar la calidad de vida mediante la recuperación del equilibrio fisiológico en las células de nuestro organismo a través del uso adecuado de los nutrientes y elementos que estas necesitan. Consigue fortalecer la salud, atenuar el deterioro del organismo y prevenir enfermedades crónicas.

Consciente del auge adquirido por la Medicina Revitalizante, y también de su peso futuro, SHA Wellness Clinic refuerza este área con cuatro terapias de absoluta vanguardia:

 

1. Ozonoterapia: el gas de tu sistema inmunológico

 

Es la aplicación de ozono médico en el organismo del ser humano con la principal finalidad de conseguir un beneficio terapéutico.

El ozono médico es un gas que se obtiene a partir del oxígeno medicinal puro con la ayuda de un generador y que permite su dosificación prescrita. Contribuye a mejorar la actividad celular antioxidante y favorecer así la eliminación de radicales libres.

También se ha probado su eficacia para modular el sistema inmunológico consiguiendo una regulación controlada de la respuesta inmune, que es una de las razones por las que se aplica en enfermedades autoinmunes”, sostiene la Dra. Rosario García.

 

2. Sueroterapia: detoxificación y energía

 

Esta terapia se fundamenta en la administración intravenosa de una combinación de vitaminas, minerales y oligoelementos con el propósito de optimizar las funciones enzimáticas de las células y favorecer la capacidad de autocuración del organismo.

De forma preventiva, la sueroterapia está especialmente indicada en situaciones en las que nuestras reservas puedan agotarse, como el estrés, la polimedicación, la contaminación, una actividad deportiva muy intensa o el envejecimiento”, relata la Dra. Rosario García.

Probablemente la detoxificación del cuerpo sea una de las grandes aplicaciones de este tratamiento, pero lo cierto es que la combinación de sueros abarca un incontable abanico de opciones terapéuticas: salud y belleza de la piel y el cabello, lucha contra la obesidad, protección del sistema inmune, regulación del sueño, mejora de la digestión, fortalecimiento óseo, etc.

 

3. Bioanálisis celular: elección para un tratamiento antiedad

 

Es una técnica que parte del estudio de una gota de sangre en vivo por medio de un microscopio de campo oscuro, gracias al cual se puede analizar el medio interno y detectar gran parte de los desajustes celulares que en un futuro podrían dar lugar a enfermedades crónicas o degenerativas.

Por esta razón, se hace imprescindible dentro de cualquier programa antiedad gracias a su carácter eminentemente preventivo. Y no solo eso, sino que su utilidad se ve incrementada al conocer que permite hacer un seguimiento de la efectividad de los tratamientos aplicados.

 

4. Terapia láser intravenosa: revitalización de vanguardia

 

Actúa aplicando luz láser directamente en el torrente sanguíneo gracias de una fibra óptica que se introduce en la luz vascular a través de un catéter especial.

La luz láser estimula las células sanguíneas debido a la activación de receptores fotosensibles presentes a nivel intracelular gracias a la acción de los fotones, desencadenando de esta manera numerosos efectos biológicos positivos.

Esta terapia proporciona energía, fuerza y resistencia, reduce el dolor y la inflamación, mejora notablemente el rendimiento general en el día a día, regula el comportamiento del sueño y la vigilia y estabiliza el estado de ánimo”, detalla la Dra. Rosario García.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend