Remedios para evitar la Hinchazón

Por Sha Wellnes Clinic
|
07 de noviembre de 2019
Nutrición saludable

Melanie Waxman - Experta en Nutrición
Melanie Waxman - Experta en Nutrición

Nuestra experta en nutrición, Melanie Waxman, nos comparte algunos remedios para evitar la hinchazón.


La hinchazón es una queja común que puede afectar a cualquier persona, a cualquier edad. El colon es largo y sinuoso, con giros y vueltas que pueden atrapar fácilmente el aire, dando la sensación de hinchazón. La causa original es a menudo el exceso de producción de gas o la interrupción de los músculos digestivos. Afortunadamente, hay una serie de remedios sencillos que pueden ayudarte a mantener la hinchazón a raya.

Es vital tener fibra en la dieta. Recomendamos aumentar la fibra poco a poco a lo largo de una o dos semanas, para evitar que provoque más hinchazón y gases. Incluye granos enteros como la quinoa, el arroz integral, el mijo, la avena o el trigo sarraceno en su dieta diaria. Remojar los granos en agua durante al menos 8 horas antes de cocinarlos hace que sean más fáciles de digerir.

Cocina los granos enteros y los frijoles con algas kombu. El alginato de las algas ayuda a la digestión y las enzimas ayudan a predigerir los granos. Pon un trozo de kombu en la sartén mientras cocinas tus platos de granos o frijoles y disfruta de la fibra adicional y el sabor salado. Es importante remojar los frijoles en agua durante al menos 12 horas antes de cocinarlos. Desecha el agua utilizada durante el remojo y cocina con agua fresca. Esto también ayuda a que los granos sean más digeribles.

El jengibre se ha utilizado durante cientos de años para reducir la inflamación y ayudar a la digestión. Puedes agregar jengibre a las sopas y guisos o a un té caliente. Basta con cortar unas cuantas rodajas finas de jengibre fresco y remojarlas en agua hirviendo durante 10 minutos. Disfruta del cálido sabor picante y de sus efectos digestivos y calmantes.

Las hierbas frescas, especialmente el perejil, son un gran remedio para la hinchazón y el alivio de gases. Puedes hacer un té con perejil fresco o añadir hierbas frescas a tus platos de frijoles, granos enteros o vegetales. Es un remedio fácil para la digestión lenta o para reposar el gas.

Las semillas de hinojo pueden ser masticadas o convertidas en té. Ambos son maravillosos al final de una comida para prevenir la hinchazón y ayudar al proceso digestivo. Simplemente añade una cucharadita de las semillas a una taza de agua caliente y déjala reposar durante 10 minutos. También puedes añadir una pizca de hinojo a tus platos de cereales y verduras.

Aumenta los probióticos naturales en su dieta. El chucrut, el kimchi, el miso, las aceitunas, las ciruelas umeboshi y el tempeh son opciones fiables para incorporar enzimas saludables a tu dieta. Esto ayudará con el estreñimiento, que puede ser una de las principales causas de la hinchazón. Estos probióticos también reducen la producción de gas.

El sabor amargo de la rúcula y el berro puede estimular los jugos digestivos y el flujo de la bilis. La bilis es vital para ayudar al hígado a limpiar las toxinas mientras ayuda al cuerpo a digerir las grasas y a absorber las vitaminas.

El té de menta fresca ayuda a aliviar los espasmos musculares y es un gran alivio para una barriga hinchada, ya que contiene aceite mentolado, que ayuda a relajar los músculos y liberar gases.

El agua es la clave para la salud digestiva. Ayuda a mover los nutrientes a través de tu sistema digestivo más rápidamente. También puedes agregar jugo de limón fresco al agua. Ayuda a reducir el estreñimiento y la hinchazón. Asegúrate de incluir la pulpa para obtener los mayores beneficios. También puedes agregar una cucharada de vinagre de sidra de manzana, que está lleno de enzimas útiles, a un vaso de agua y beberlo antes de una comida para iniciar la digestión.

El aloe vera tiene propiedades asombrosas que alivian el tracto digestivo. Agrega una cucharadita a su agua y notará la diferencia de inmediato. El aloe vera ayuda a eliminar las toxinas y promueve la regularidad.

También es importante descartar los alimentos comunes que pueden contribuir a las alergias e intolerancias. Si comes alimentos a los cuales eres intolerante, puede causar exceso de gases y distensión. Los alimentos que a menudo crean estos problemas incluyen la lactosa, la fructosa, el gluten, el trigo y los huevos.

Come menos y mastica bien. Las porciones más pequeñas son más fáciles para el sistema digestivo. Masticar bien reduce la cantidad de aire que tragas y te ayuda a comer menos, lo cual alivia el gas y la hinchazón.

La hinchazón puede empeorar con el estrés. Hay nervios arriba y abajo del tracto gastrointestinal. Si alguien está ansioso y preocupado puede causar alteraciones en su digestión, causando gases, hinchazón y estreñimiento. Los cambios en la dieta ayudarán, pero también es importante encontrar formas de aliviar el estrés, como caminar al aire libre, tomar un baño relajante o recibir un masaje.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable

Send this to a friend