¿Qué es la microbiota intestinal y cómo influye en la salud?

Por SHA Wellness Clinic
|
26 de agosto de 2021
Be SHA
Una dieta equilibrada y aprender a gestionar el estrés y las emociones son claves para disfrutar de una buena salud digestiva

La microbiota intestinal está formada por un conjunto de unos cien billones de microorganismos vivos, principalmente bacterias, que habitan en el intestino en una relación de simbiosis con el ser humano y que, en la actualidad, es considerada como un “nuevo órgano” por los expertos. Como nos explica la doctora Ámina Alani, responsable de la Unidad de Salud Digestiva de SHA Wellness Clinic, “cada persona tiene una microbiota diferente y es muy sensible a los cambios, tanto físicos como emocionales. De hecho, las dos causas principales de su alteración son una dieta desequilibrada y el estrés, ya que el cerebro y el intestino están estrechamente comunicados”.

La microbiota intestinal es clave para disfrutar de una buena salud mental, física y emocional. Entre sus muchas funciones, la doctora destaca “la metabólica y digestiva, ya que las distintas bacterias presentes en la microbiota intestinal humana son capaces de digerir celulosa, almidones complejos, proteínas y ácidos grasos, producen enzimas que ayudan en la digestión, mejoran el tránsito intestinal, sintetizan aminoácidos esenciales y vitaminas, como la K, la B12 o la B8 (biotina) y colaboran en la absorción de algunos iones, como el magnesio y el hierro. También desempeñan un papel fundamental en el denominado “efecto barrera” porque ocupan un espacio que impide la implantación de bacterias extrañas al ecosistema intestinal y segregan sustancias antimicrobianas que inhiben el desarrollo de otras potencialmente patógenas. Además, realizan una acción trófica porque los ácidos grasos de cadena corta producidos por estas bacterias fortalecen los enterocitos, que son las células intestinales, y refuerzan la barrera intestinal, evitando la excesiva permeabilidad del epitelio. Por último, hay que destacar que el sistema inmunitario intestinal es la parte más extensa del sistema inmune, por lo que una microbiota equilibrada es un factor decisivo en su desarrollo y maduración”.

Mantener un equilibrio y una alta biodiversidad en la microbiota es indispensable para que pueda desarrollar todas sus funciones correctamente. Ámina nos da las claves para conseguirlo: “la microbiota se alimenta de los nutrientes presentes en nuestra dieta, por lo que esta deber ser saludable, equilibrada e incluir alimentos prebióticos y probióticos. Además, aprender a gestionar el estrés y nuestras emociones, hacer ejercicio físico de manera regular y tener una buena higiene del sueño es básico para nuestra salud digestiva. Y es importante promover la lactancia materna con el objetivo de tener una microbiota saludable desde la primera infancia”.

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend