¿Qué es la disbiosis intestinal?

Por SHA Wellness Clinic
|
26 de mayo de 2022
Salud y belleza
Mantener el equilibrio de la microbiota intestinal es fundamental para disfrutar de una buena salud física, mental y emocional.

El cuerpo humano no puede considerarse únicamente como la suma de sus partes, ya que todas ellas están interconectadas e interaccionan entre sí. Por ejemplo: practicar cualquier tipo de actividad deportiva nos ayuda a mantener el peso y a fortalecer los músculos, pero también favorece la gestión del estrés y el descanso reparador, lo que, a su vez, estimula el sistema inmune y mejora las capacidades cognitivas. Por eso, el equilibrio entre los diferentes órganos y sistemas es esencial para disfrutar de un completo estado de salud y bienestar. 

Entender el organismo como un complejo mapa en el que la mayoría de sus zonas están relacionadas entre sí nos permite comprender mejor qué es la microbiota intestinal y cómo influye en la salud en general. Como nos cuenta Ana Mayor, médico internista y experta en Salud Digestiva de SHA Wellness Clinic, “el tracto gastrointestinal humano está habitado por la comunidad microbiana más grande de todo el organismo, formado por billones de bacterias, hongos, levaduras, virus, fagos… Todos ellos conforman nuestra microbiota, conviven en equilibrio e interaccionan continuamente con nuestro cuerpo de muchas formas”. 

La disbiosis intestinal es el desequilibrio de la microbiota normal debido a cambios cuantitativos o cualitativos de su composición, funcionamiento, actividad metabólica o distribución. Como explica la doctora Mayor, “estas alteraciones están relacionadas con muchas enfermedades, como la obesidad, la diabetes tipo 2, la esteatosis hepática, enfermedades inflamatorias intestinales y varios tipos de cáncer. La razón es que estas variaciones afectan a las rutas involucradas con la inmunidad, el rendimiento energético, el metabolismo de los lípidos y la glucosa”. 

Y es que, cuando la microbiota está desequilibrada, muchas de las funciones fisiológicas que realiza pueden verse comprometidas. Ana enumera las más destacadas: “mejora la inmunidad, participa en la digestión de los alimentos y en la absorción de nutrientes y protege el cuerpo frente a la colonización de microorganismos patógenos”. De ahí que mantener el equilibrio y la diversidad de la microbiota intestinal no solo influya en los procesos digestivos, sino que tiene un efecto directo en los pulmones, el cerebro o la piel. La experta concluye: “numerosas investigaciones han demostrado una interacción bidireccional entre la microbiota intestinal y muchos órganos del cuerpo, más allá del intestino, y su alteración es un factor clave en la patogénesis de muchos trastornos locales y generales del organismo”.  

Si quieres más información sobre cómo cuidar la microbiota intestinal, Pincha aquí

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend