¿Qué comer en verano para mantenernos hidratados? 

Por SHA Wellness Clinic
|
31 de julio de 2018
Nutrición saludable

Lola García - Experta en Nutrición
Lola García - Experta en Nutrición

¡La experta en nutrición de SHA Wellness Clinic, Lola García, comparte sus consejos para mantenerse hidratado y saludable este verano!


Ya estamos en pleno verano y, a partir de ahora, el calor ha llegado para quedarse. Sus consecuencias pueden ser bastante molestas, ya que sudamos más, es más difícil conciliar el sueño y nuestra presión arterial baja notablemente. Lo mejor en verano es tomarse unas vacaciones y procurar realizar poca actividad física durante las horas de mayor calor. También es importante mantener una hidratación y nutrición adecuada, que nos ayude a sentirnos lo mejor posible, equilibrando así nuestro organismo.

Desde el punto de vista de la alimentación energética, la mejor propuesta es “comer líquidos”. Suena un poco extraño, pero es lo más fácil de hacer en verano. Debemos incluir en la dieta diaria alimentos muy ricos en agua, como el pepino, el calabacín, la escarola, la lechuga, el rábano, la zanahoria, la sandía y el melocotón. La sopa de pepino o el gazpacho de sandía son también una opción excelente. Otro plato aconsejable para nutrirnos e hidratarnos en verano es el aspic o el kanten. El aspic, es una gelatina que se hace utilizando caldo de verduras y verduras escaldadas y el kanten en cambio, es una gelatina que se elabora utilizando como base zumo de manzana y frutas escaldadas. Por último, otra opción son los batidos de verduras a los que podemos incorporar alguna manzana para darle un sabor más dulce.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que el café nos deshidrata ya que tiene un efecto diurético. Por ello, es recomendable sustituirlo por el café de cebada, que nos refresca y ayuda a depurar el hígado. Los horneados, las barbacoas y los asados nos secan y dan calor, por lo que nos pueden generar el antojo de comer helados. En verano es mejor utilizar cocciones que refresquen e hidraten, como los crudos, los germinados, los salteados cortos, el  vapor o el escaldado. Debemos reducir también la proteína animal, ya que su cualidad energética es más calorífica y no ayuda a sentirnos frescos.

Un ejemplo de menú perfecto para el verano, es para empezar una sopa de pepino, seguido de una ensalada con germinados de lentejas, maíz y verduras escaladas o al vapor y de postre un kanten de melocotón.

¡Sigue estos consejos de alimentación durante el verano y siéntete hidratado y saludable!

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend