Prognos: la tecnología para medir la salud energética 

Por SHA Wellness Clinic
|
16 de noviembre de 2021
Salud y belleza
El cuerpo humano funciona con energía, por lo que detectar y corregir los desequilibrios electromagnéticos es fundamental para disfrutar de un estado óptimo de salud. 

 

Los latidos del corazón, la respiración, el metabolismo celular, la digestión y, en definitiva, todos nuestros órganos, tejidos y sistemas producen y necesitan energía para realizar sus funciones. En la Medicina Tradicional China, se conoce como Qi a esta energía vital que fluye a través de la naturaleza y de todos los seres vivos y que, cuando está equilibrada, nos permite rendir a nuestro mejor nivel. 

 

Como nos comenta Amalia Rubio, responsable de la Unidad Energética de SHA Wellness Clinic, “el cuerpo humano tiene un campo electromagnético que necesitamos para poder vivir y ser productivos. En SHA disponemos de una tecnología específica, llamada Prognos, para detectar posibles puntos débiles en su estructura y reforzarlos antes de que las células se dañen. Este dispositivo aporta información sobre las señales electromagnéticas del organismo y mide, en los inicios y finales de los meridianos, la frecuencia eléctrica a la que trabaja cada uno de nuestros órganos y sistemas”. 

 

Una de las grandes ventajas de esta innovadora plataforma es que proporciona una importante acción preventiva. “Esta tecnología detecta los desequilibrios antes de que se conviertan en materia, es decir, antes de empezar a sentir la sintomatología, como cansancio, insomnio, retención de líquidos o problemas metabólicos, lo que nos permite prevenir futuras patologías. Además, recarga los puntos débiles y compensa los que están demasiado alterados, ayudándonos a recuperar así el deseado equilibrio cuerpo-mente-emociones”, afirma Amalia. 

 

Prognos es un sistema de diagnóstico no invasivo con distintas tecnologías que trabajan en sinergia para evaluar el estado energético. Por un lado, y como explica la experta, “se utiliza una esterilla de campo electromagnético pulsante con una intensidad de un valor fisiológico junto a una emisión de calor infrarrojo lejano a una frecuencia muy específica, que actúa simultáneamente en todo el cuerpo. Por otro, la terapia de biorresonancia, un tratamiento de frecuencias personalizado que refuerza y equilibra puntos, órganos, sistemas y tejidos concretos. Los beneficios son múltiples: recarga el potencial de las membranas celulares, que es donde tenemos una mayor energía disponible, mejora la circulación de la sangre y la linfa, fortalece el sistema inmunológico, activa el metabolismo, ayuda a detoxificar las células, estabiliza los sistemas nerviosos simpático y parasimpático, lo que reduce el insomnio, favorece la relajación y controla el estrés, aumenta la vitalidad y regula los mecanismos de autorrecuperación del organismo”.  

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend