¿Por qué sufren más estrés las mujeres?

Por SHA Wellness Clinic
|
17 de octubre de 2017
Salud y belleza

Conceiçao Espada- Responsable de la unidad de Mente y Cuerpo de SHA Wellness Clinic
Conceiçao Espada- Responsable de la unidad de Mente y Cuerpo de SHA Wellness Clinic

Cada persona sufre el estrés de forma diferente pero los motivos suelen ser semejantes entre la gran mayoría. Sin embargo, ¿sabías que las mujeres responden al estrés de forma diferente a los hombres y que son más propensas a estresarse?

La experta en gestión de estrés y responsable de la unidad Mind & Body de SHA Wellness Clinic, Conceiçao Espada, ha lanzado un nuevo libro, ‘Estoy Extresada’, en la que desvela cómo encontrar el equilibrio en un mundo en el que las mujeres tienen que ejercer varios papeles en su día a día.

Con la ayuda de Conceiçao, indagamos en lo que es realmente el estrés, por qué las mujeres son más propensas a estresarse y cómo gestionarlo para evitar sufrir problemas de salud, como por ejemplo los problemas de infertilidad que cada vez son más comunes.


Q
Es cierto que las mujeres sufren más estrés que los hombres? ¿Por qué?
A

Las mujeres sufren más estrés porque su forma de responder al estrés es distinta a la de los hombres. Las mujeres tienen un sistema hormonal muy distinto que implica ser más emocional y desgastarse más con el estrés emocional. Además, los factores de estrés son mayores para las mujeres ya que tienen que asumir distintos papeles en el día a día.


Q
¿Cuáles son los retos que afrontan las mujeres hoy en día?
A

Las mujeres hoy en día tienen retos muy distintos que hace 20 años. La carrera profesional de una mujer es muy importante pero sigue teniendo que competir con los hombres para tener los mismos derechos, y esto provoca un desgaste emocional. Además, las mujeres tienen que conciliar la vida profesional con la privada, ejerciendo el rol de madre y también encontrando tiempo para cuidarse a si misma.


Q
¿Cuáles son los factores que causan estrés en las mujeres?
A

Hay muchos factores que causan estrés y pueden ser distintas para cada una. Cada una tiene una forma distinta de reaccionar a los factores de estrés según su arquetipo (ecología femenina). En general, los factores más destacados y comunes son la presión profesional, el encontrar el equilibrio entre la vida profesional y personal, la gestión diaria de los hijos, la salud de los hijos y familiares y la harmonía de la relación con la pareja.


Q
¿De qué forma se manifiesta generalmente? y ¿en qué se caracteriza el estrés "femenino"?
A

Se manifiesta a través de síntomas físicos, emocionales y psicológicos. Los más comunes son: problemas de sueño, sensación de cansancio constante, desregulación del sistema digestivo, comer más y poco saludable, o por lo contrario, comer menos, e impaciencia y desequilibrio emocional. Todos estos síntomas se pueden agravar conforme al ciclo hormonal de la vida de la mujer. Y lo más grave de todo, es el burnout.


Q
¿Cuáles son las claves para gestionar el estrés?
A

La primera es aceptar que se tiene estrés y es una patología que tiene que ser tratada. También es importante entender que el estrés puede convertirse en una adicción y no una forma normal de vivir la vida. A partir de ahí, se debe desarrollar un plan de cambio de hábitos con el fin de relajar la mente y el cuerpo a través de ejercicios de respiración, meditación, creatividad y trabajando interiormente los patrones de comportamiento.


Q
¿Qué riesgos puede tener el estrés sobre la salud de la mujer?
A

Los riesgos son muchos y varían tanto para la salud física como emocional. Por ejemplo, los síntomas se pueden presentar como falta de autoestima, problemas de peso, dificultad para quedarse embarazada, depresión, ansiedad y no querer relacionarse con otras personas.


Q
Los riesgos son muchos y varían tanto para la salud física como emocional. Por ejemplo, los síntomas se pueden presentar como falta de autoestima, problemas de peso, dificultad para quedarse embarazada, depresión, ansiedad y no querer relacionarse con otras personas.
A

El mejor consejo es que las mujeres no deben intentar ser como los hombres. Es importante que se dediquen tiempo a sí mismas y se esfuercen en mantener un equilibrio interno en sus vidas para que puedan vivir en harmonía y educar a sus hijos/as con más tranquilidad y mayor calidad.


SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend