Por qué la suplementación es clave para alcanzar un estado de salud óptimo

Por SHA Wellness Clinic
|
16 de agosto de 2022
Salud y belleza
Los suplementos alimenticios nos ayudan a compensar la falta de nutrientes provocada por un estilo de vida poco saludable. 

Una dieta poco saludable, el sedentarismo, una incorrecta higiene del sueño, el paso de los años o la genética son factores que provocan déficits nutricionales que nos alejan del estado óptimo de salud y bienestar y que disminuyen nuestra vitalidad y energía. Como explica Gloria Sabater, experta en Medicina Preventiva de SHA Wellness Clinic, “cada persona es genéticamente diferente y tiene un estilo de vida distinto, por lo que no todos los suplementos están indicados para todo el mundo. Por eso, es esencial personalizar y adaptar la suplementación a las necesidades reales de cada una”. 

Un error muy común es empezar a tomar un suplemento que a un amigo, familiar o compañero de trabajo le está funcionado muy bien. De hecho, la suplementación siempre debe ser prescrita por un especialista tras un análisis detallado de los biomarcadores. “En SHA disponemos de un amplio abanico de opciones indicadas para todo tipo de situaciones. Dependiendo de las necesidades y los objetivos concretos de cada huésped (problemas para conciliar el sueño, pérdida de peso, détox, controlar los niveles de colesterol o glucosa, mejorar las funciones cognitivas o neurológicas, fortalecer la inmunidad), recomendamos una suplementación u otra”, añade la doctora. 

Eso sí, los suplementos son un complemento que nos ayuda a mejorar los biomarcadores, pero nunca deben utilizarse como sustitutos de una alimentación sana y equilibrada, de la práctica habitual de ejercicio físico y, en general, de unos hábitos de vida saludables. Dicho esto, y remarcando la importancia de personalizar el tratamiento, Gloria nos cuenta que la mayoría de la sociedad presenta carencias de vitamina D y Omega-3: “La vitamina D es fundamental para fortalecer el sistema inmunitario, controlar los procesos inflamatorios y combatir la osteoporosis, que es la disminución de la densidad de la masa ósea. Por su parte, los Omega-3, unos ácidos grasos que se encuentran principalmente en el pescado azul, mejoran la función neurológica y la visión, protegen la salud cardiovascular, controlan la inflamación y aumentan la flexibilidad de las membranas celulares. Pues bien, a pesar de que en España disfrutamos de muchas horas de sol diarias (clave para sintetizar la vitamina D) y, al estar rodeados de mar, tenemos un acceso relativamente sencillo al pescado, existe un déficit generalizado de estos dos nutrientes”. 

De entre la extensa variedad de suplementos SHA, Gloria destaca uno en particular: Immun’Âge. “Elaborado con papaya fermentada, mejora la inmunidad, tanto la innata como la adquirida, favorece la detoxificación hepática y elimina el exceso de radicales libres, disminuyendo así el estrés oxidativo. Además, cuando un virus, una bacteria o un hongo nos atacan es capaz de producir óxido nítrico, lo que ayuda al organismo a combatir la amenaza. Está especialmente indicado como tratamiento antienvejecimiento, para prevenir enfermedades y, además, aumenta la vitalidad y la energía. En definitiva, hace que te sientas bien y con ganas de hacer cosas”. 

 

Para saber más sobre el Área de Medicina Preventiva y Envejecimiento Saludable de SHA Wellness Clinic, Pincha aquí 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend