¿Por qué cada vez hay más personas intolerantes al gluten?

Por SHA Wellness Clinic
|
07 de enero de 2022
Nutrición saludable
El consumo habitual de alimentos ultraprocesados es una de las causas principales del aumento de la incidencia de la celiaquía 

Los cereales integrales son un alimento básico en cualquier dieta sana y equilibrada. Tienen un alto contenido en fibra, vitaminas del grupo B, minerales, como el magnesio, el hierro o el potasio, e hidratos de carbono complejos, como el almidón, por lo que son una gran fuente de energía. El problema es que algunos, como el trigo, la cebada, el centeno, algunas variedades de avena, el triticale o la espelta, contienen gluten.  

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que afecta al sistema digestivo y que se caracteriza por una inflamación crónica del intestino delgado. Presenta una sintomatología muy diversa, como dolor abdominal, vómitos, diarrea o eccemas y puede llegar a afectar a la correcta absorción de nutrientes, provocando anemia. Como nos comenta Marina Domene, nutricionista de SHA Wellness Clinic, “la alta incidencia de la intolerancia al gluten que estamos viendo en la actualidad puede deberse a una disfuncionalidad a nivel digestivo, como un sobrecrecimiento bacteriano o un desequilibrio en algunas bacterias intestinales. Pero la causa principal la encontramos en la comida ultraprocesada que, por desgracia, se está convirtiendo en la dieta habitual de cada vez más personas. Y es que estos alimentos están elaborados con cereales, harinas y carbohidratos refinados, grasas hidrogenadas y un exceso de azúcar, cuya combinación puede estar detrás del aumento de la intolerancia al gluten”.  

Si eres celíaco o tienes intolerancia al gluten, Marina recomienda consumir “alimentos frescos y naturales, como las verduras, las legumbres, el pescado y, por supuesto, los cereales sin gluten, como la quinoa, el trigo sarraceno (que en realidad no es trigo), el amaranto, el mijo o el arroz. Además, debes evitar no solo aquellos alimentos con gluten sino cualquier procesado. Por ejemplo, las galletas sin gluten no contienen gluten, pero sí harinas refinadas, azúcares o grasas que no son beneficiosas para la salud. Es muy revelador que, en la generación de nuestros abuelos, que se alimentaban principalmente de productos frescos, prácticamente no había casos de intolerancia al gluten y eso que consumían una gran cantidad de pan. Porque, aunque fuese un pan blanco de harina de trigo y no fuese integral, era un alimento que no estaba procesado, sino que provenía de la fermentación de masa madre. En cambio, hoy en día, los panes industriales, como el de molde, contienen levaduras químicas, harinas cada vez más refinadas y se elaboran con trigo que ha sido modificado para que crezca más rápido y sea más resistente a plagas e insecticidas. Y, al final, todo esto acaba por afectar a nuestro organismo, que no está preparado para asimilar estos nutrientes modificados”. 

En SHA sabemos que el aumento de los casos de intolerancia al gluten no es una moda pasajera, sino una realidad, por eso, desde la temporada pasada, se ha eliminado el gluten de la dieta Kushi. Pero, antes de hacer cambios en la alimentación y prescindir de algunos cereales, lo primero es contar con un diagnóstico que confirme la celiaquía. Marina nos explica las tres pruebas básicas: “una analítica de sangre, donde estudiamos determinados anticuerpos e inmunoglobulinas, como las tipo A o G; un estudio genético, porque la intolerancia al gluten es una enfermedad con un patrón genético, y una biopsia intestinal, para conocer el grado de atrofia que las vellosidades intestinales”.  

Por último, te invitamos a preparar y a disfrutar en casa de esta receta saludable, nutritiva, equilibrada y, por supuesto, sin gluten de pastel de mijo con calabaza, albaricoques secos y aroma de naranja. ver aquí 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend