Pastelería golosa y saludable

Por SHA Wellness Clinic
|
29 de julio de 2021
Be SHA

Aunque golosa y saludable puedan parecer dos términos en principio antagónicos, en realidad no lo son. Porque Andrés Morán, Healthy Pastry Chef de SHA Wellness Clinic, elabora recetas deliciosas con ingredientes integrales, orgánicos y sostenibles que aportan al organismo los nutrientes que necesita para funcionar correctamente y que, además, se digieren fácilmente. “En los postres de SHA no encontrarás ninguno de los ingredientes que constituyen la base de la pastelería tradicional, como el azúcar, las harinas procesadas, los huevos o los lácteos. Pero existen muchas alternativas saludables, como el agar-agar, el kuzu y demás gelificantes que dan textura, aportan fibra y facilitan la digestión; las frutas en todas sus formas; los cereales, como los copos de trigo sarraceno hinchado y maíz o el arroz inflado, y las harinas de arroz o maíz”, afirma Andrés.

La creatividad, el respeto por el origen natural de los ingredientes y la maestría para sacar el máximo partido de cada elaboración permiten a Andrés crear postres de sabores limpios, sorprendentes, intensos y equilibrados que seducen a la vista, endulzan el paladar y cuidan tanto de nuestra salud como del planeta. “Nuestra pastelería aporta al organismo las vitaminas y la fibra de la fruta. Además, usamos mucha verdura, como la zanahoria, el boniato, el aguacate o los guisantes, y probióticos, como los nuevos yogures sin soja de coco, almendra o anacardos, aptos para veganos. Se trata de disfrutar de un postre dulce, pero con valor nutricional”, añade Andrés.

El postre es la última etapa de todo viaje gastronómico y suele ser ese guilty pleasure que nos regalamos después de cada comida, un toque dulce después de lo salado. Pero con la repostería natural y ecológica de SHA eliminas la culpabilidad de la ecuación y te quedas únicamente con el placer, por lo que podrás repetir postre y, lo mejor de todo, sin remordimientos. La receta de copos de guisante con aceite de coco y té matcha es buena prueba de ello. Andrés nos explica cómo prepararla: “Añade a los copos de guisante, que se venden ya preparados, como los de maíz, un chorrito de aceite de coco y té matcha para dar color, sabor y brillo. Coge dos mangos: corta uno en dados y, con el otro, haz un puré. Añade un poco de ralladura de lima, zumo de lima y clavo en polvo y mézclalo todo bien. Después, mete en un sifón con un par de cargas de gas un yogur de coco y haz una mousse. Es un postre fresco, ligero y muy rico, ideal para el verano”.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend