Obesity and longevity
Obesity and longevity

Obesidad y longevidad

Por SHA Wellness Clinic
|
29 de octubre de 2013
Salud y belleza

Obesidad y esperanza de vida

Hoy queremos compartir de la mano del Dr. Vicente Mera los datos y cifras más relevantes sobre la relación entre el exceso de peso y la mortalidad prematura. Cuidar nuestra alimentación y nuestro peso resulta fundamental para prevenir enfermedades y así poder vivir más y mejor de forma saludable.

restricción calórica y longevidad

Salud y kilos de más
El exceso de peso está estrechamente relacionado con determinadas enfermedades que pueden llegar a ser mortales como la diabetes, el cáncer o las enfermedades cardiovasculares. La obesidad causa graves daños a la salud de la persona que la padece, pero no es solo cuando se llega a ser obeso cuando empiezan los problemas… Simplemente al ganar unos cuantos kilos, el riesgo para la salud empieza a aumentar gradualmente y, por lo tanto, debemos tomar medidas para revertir la situación tan pronto como sea posible ya que existe una relación directa entre el aumento de peso y el desarrollo de enfermedades asociadas a la muerte prematura. La tasa de mortalidad de las personas con obesidad severa es un 29% mayor en comparación con personas de peso normal.
Índice de Masa Corporal (IMC)
Para establecer esta relación es necesario calcular el peso adecuado según el tamaño de la persona.
¿Cómo se calcula el IMC? El Índice de Masa Corporal (IMC) se calcula dividiendo el peso en kilogramos por el cuadrado de la altura en metros. Se considera normal tener un IMC de 20-25 kg/m2. El sobrepeso comienza cuando el IMC es superior a 25 kg/m2, la obesidad simple cuando el IMC supera los 30 kg/m2 y se considera obesidad mórbida si se tiene un índice de masa corporal superior a los 35 kg/m2.
Riesgos de la obesidad

La mortalidad cardiovascular aumenta progresivamente a medida que lo hace el índice de masa corporal. Los pacientes con obesidad mórbida tienen un riesgo entre 2 y 3 veces mayor que las personas normales de padecer enfermedades graves como el infarto de miocardio.

La esperanza de vida comienza a disminuir de manera significativa desde el primer exceso de peso. En las personas con obesidad mórbida, la esperanza de vida se reduce 12 años en mujeres y 16 años en hombres respecto a las personas de peso normal, por lo que sólo uno de cada diez obesos alcanza la esperanza de vida normal.

Entre los 30 y los 42 años un aumento de sólo 500 gramos de peso corporal puede significar un aumento del 1% en el riesgo de mortalidad. Y, después de 42 años de edad, el riesgo aumentaría al 2%. Así pues, engordar sólo unos kilos puede empeorar nuestra salud considerablemente.

Obesidad y genética
La obesidad es un problema complejo que se complica por varios factores, uno de los cuales son nuestros genes. Algunos estudios científicos de investigación realizados con ratones han demostrado que la restricción calórica puede reducir el colesterol y la tensión arterial, que a menudo son considerados los biomarcadores del envejecimiento. Además, estos estudios muestran que la restricción calórica (que se define como el consumo de un 30 a 40% menos de calorías que la ingesta media diaria normal) puede activar el gen SIRT1 , un miembro de una familia de siete genes asociados con la longevidad y una mayor esperanza de vida. Es decir, se ha demostrado que comiendo menos se vive más.
gen SIRT1
Por otro lado, los científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han descubierto que uno de los principales genes que protegen contra el cáncer también tiene dos efectos positivos en el cuerpo: aumenta la longevidad y combate la obesidad. Los resultados después de cinco años de investigación han sido publicados en la última edición de la prestigiosa revista Cell Metabolism, donde se demuestra que el cáncer, el envejecimiento y también la obesidad son diferentes manifestaciones de un mismo fenómeno, más global, que se produce cuando el cuerpo acumula en sus tejidos los mecanismos naturales de reparación de daños que no se pueden arreglar.
Aumento de peso y enfermedades graves

El riesgo de diabetes tipo 2 se duplica cuando se empieza a aumentar de peso lo mismo aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular. Cuando empezamos a engordar, los riñones, el hígado, el páncreas y el corazón se someten a esfuerzo adicional para llevar a cabo sus funciones normales: el hígado y los riñones deben eliminar todas las toxinas que consumimos, el páncreas debe secretar más insulina, y el corazón debe bombear más sangre. Así es como aparecen enfermedades como la insuficiencia renal, la diabetes y la insuficiencia cardíaca, entre otras.

Cómo aumentar la esperanza de vida
Sin embargo, es posible invertir la situación. Simplemente volviendo a nuestro peso recomendado estos problemas de salud se pueden mantener bajo control y podemos volver a sentirnos bien. Eso sí, una vez que la obesidad ha avanzado, podemos sufrir algún daño irreversible, por lo que es recomendable no llegar nunca a ganar demasiado peso para controlar nuestra salud y esperanza de vida. Debemos alimentarnos de forma adecuada y hacer ejercicio diario para mantenernos en nuestro peso.
Sólo unos pocos kilos de más pueden marcar la diferencia entre la salud y la enfermedad.

*Artículo escrito por el Dr. Vicente Mera, experto en Medicina General y medicina preventiva en SHA Wellness Clinic. mejores médicos de España en SHA Wellness Clinic

Enlaces relacionados:

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend