Neuron cell network – 3d rendered image on black background

La relación entre el estrés y la senescencia replicativa

Por SHA Wellness Clinic
|
10 de febrero de 2022
Salud y belleza
El envejecimiento celular no depende únicamente del paso del tiempo. Aprender a controlar y a gestionar las emociones es fundamental para ralentizar el proceso.

En el proceso de envejecimiento celular, o senescencia replicativa, influyen múltiples factores. El 30 % se debe a razones genéticas, que son muy complicadas de modificar, pero el 70 % restante depende del estilo de vida y, por tanto, sí podemos hacer algo al respecto. Seguir una alimentación saludable y equilibrada, practicar ejercicio físico de manera habitual y tener una buena higiene del sueño y el descanso son fundamentales para ralentizar el proceso. Pero también es importante aprender a gestionar tanto el estrés como las emociones.

Como explica Vicente Mera, responsable de la Unidad de Medicina Genómica y Envejecimiento Saludable de SHA Wellness Clinic, “el estrés crónico produce un deterioro celular y un acortamiento de los telómeros, que son los extremos de los cromosomas y uno de los biomarcadores más fiables del envejecimiento. Además, sabemos que la gestión del estrés y de las emociones es fundamental para disminuir varios procesos que intervienen en la senescencia celular, como la oxidación y la glicación”.

Las células senescentes se encuentran en una especie de fase de hibernación y pierden la capacidad de eliminar los residuos generados en el desarrollo de sus funciones. “En este punto, es importante entender dos conceptos básicos de la actividad celular: la apoptosis y la autofagia. La apoptosis es un mecanismo de muerte celular programada que permite a la célula comprimir y reducir a su mínima expresión todos estos desechos. Así, no circulan libremente y no estorban en su correcto funcionamiento. Por su parte, la autofagia es el proceso de reciclaje de estos desechos celulares, que el organismo activa en determinadas situaciones, como al practicar ejercicio. Y es que, en momentos de necesidad, el cuerpo busca energía en cualquier lugar. De esta manera, las células reciclan todas estas toxinas y las convierten en energía. Esto sucede también cuando se realiza un ayuno intermitente, por supuesto, siempre supervisado por un nutricionista: el organismo necesita combustible y lo encuentra en esta bolsa de basura comprimida. Está demostrado que las células que entran en autofagia y reaprovechan estos productos tóxicos son mucho más beneficiosas que aquellas que no lo hacen, ya que la eliminación de los residuos sobrecarga el hígado y los riñones”, afirma Vicente.

Por eso, aprender a gestionar el estrés y las emociones es indispensable para ralentizar el proceso de envejecimiento, tanto físico como celular. Para controlar el estrés, la ansiedad y demás emociones negativas que nos hacen envejecer antes de tiempo, el doctor Mera recomienda practicar disciplinas naturales, “como el yoga, la meditación o las técnicas de respiración pranayama. Además, es muy importante prescindir de los azúcares en la dieta, ya que causan mucha neblina mental e intervienen en procesos, como la glicación, que aceleran la senescencia celular”.

Si quieres más información sobre el focused pack de gestión del estrés de SHA, Pincha aquí 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend