La importancia de la salud intestinal por Melanie Waxman

Por SHA Wellness Clinic
|
01 de febrero de 2018
Nutrición saludable

Melanie Waxman- Experta en nutrición en SHA Wellness Clinic
Melanie Waxman- Experta en nutrición en SHA Wellness Clinic

" Es interesante saber que el 70% de nuestro sistema inmunitario reside en el intestino".


Mantener un intestino saludable es muy importante para ayudar a nuestro cuerpo a protegerse del mundo exterior. El intestino trabaja de forma drástica para metabolizar los nutrientes necesarios y eliminar las toxinas peligrosas.

Un intestino saludable también mantiene nuestra mente aguda, los niveles de energía altos y un sistema inmunitario más fuerte. Es interesante saber que el 70% de nuestro sistema inmunitario reside en el intestino. Si tenemos una mala salud intestinal, podemos sufrir depresión, problemas inflamatorios, artritis, niveles bajos de energía, problemas de tiroides, hinchazón, aumento de peso, confusión mental o sensibilidad a los alimentos.

Un intestino saludable tiene un tejido intestinal fuerte que evita que entren substancias extrañas en el cuerpo. También es el hogar de millones de microbiomas que ayudan a prevenir el sobrecrecimiento de bacterias malas. En realidad, somos un 90% bacteria y un 10% humanos. Nuestro intestino no puede trabajar correctamente si la flora se desequilibra y las bacterias dañinas florecen o si el tejido intestinal se inflama y se comprime.

 Algunas sugerencias simples para mantener nuestro intestino saludable:

  • Limita o evita aquellos alimentos que puedan irritar el sistema y causar inflamación. Es decir; el azúcar, el gluten, los lácteos, los carbohidratos refinados, los alimentos fritos, los edulcorantes sintéticos, las frutas tropicales y el alcohol. Eliminado los alimentos inflamatorios le das a tu intestino la oportunidad de descansar, recuperarse y ganar fortaleza.
  • Incluye alimentos antiinflamatorios en tu dieta diaria, como verduras verdes, hongos shiitake, nueces, algas, semillas de lino y chia, hierbas frescas, apio, rábanos, cúrcuma, jengibre, frutos rojos y batatas.
  • Come alimentos ricos en fibra, incluyendo granos integrales, legumbres, frutas coloridas y verduras.
  • Elige alimentos integrales, frescos, orgánicos y sin procesar.
  • Introduce alimentos probióticos en tu intestino incorporando alimentos fermentados. El miso, el chucrut, el pepinillo takuan, el tempeh, las olivas, el pan de masa fermentada, el natto y el kimchee.
  • Asegúrate de tener alimentos prebióticos que contribuyen a un entorno donde las bacterias beneficiosas pueden florecer como el ajo, el puerro, las hojas de diente de león, la bardana y los espárragos.

Además de llevar una dieta sana, evita las situaciones de estrés, ya que el estrés afecta directamente a la salud intestinal, bebe agua, pasa tiempo al aire libre, y dedica tiempo a relajarte y disfrutar de las cosas que te gusten hacer. ¡Tu intestino te lo agradecerá!

Melanie Waxman comparte esta receta deliciosa y antiinflamatoria de sopa de zanahoria, cúrcuma y jengibre para reforzar la flora intestinal y mejorar la digestión.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend