La importancia de la alimentación para reducir los efectos del estrés

Por SHA Magazine
|
11 de junio de 2017
Nutrición saludable

El estrés y la ansiedad son muchas veces los causantes de un mal estado de salud y, como imaginarás, una mala alimentación no hace más que empeorarlo. Por eso es importante que cuides lo que consumes y la forma en que lo consumes, pues puede tener consecuencias directas sobre tu estado de salud.

Una buena dieta puede reducir los efectos secundarios que genera el estrés, al igual que una mala o una buena alimentación influirán directamente en tu rendimiento laboral. En el caso de los ejecutivos con estress y con poco tiempo libre, hay una serie de pautas dietéticas concretas que son ideales para una mejora del bienestar y, sobre todo, para reducir los efectos negativos de esta enfermedad del siglo XXI.

El estrés: combate sus efectos con una buena alimentación

La labor diaria de un ejecutivo está caracterizada por la tensión, las preocupaciones y el estrés. No hay hora de salida y de entrada, ni horario fijo. Ningún día es igual que otro.

En estos casos, una alimentación para el estress, así como tener presentes alimentos para la ansiedad es fundamental. Los desórdenes dietéticos pueden desencadenar estrés, pero en la mayoría de los casos ocurre al revés, es decir, el estrés laboral afecta mucho a los hábitos de alimentación con ingestas extemporáneas e inadecuadas, estreñimiento crónico, pérdida del apetito o un apetito feroz.

Se desconocen todos los efectos que tiene el estrés en nuestras necesidades nutricionales. No obstante, se conoce que bajo estas circunstancias, nuestro metabolismo puede someterse a una enorme presión.

Esto puede tener repercusiones en el sistema inmunitario. Pueden disminuir las defensas y hacer a las personas muchos más vulnerables a contraer enfermedades e infecciones.

¿Cómo combatirlo?

Con el objetivo de evitar el estrés por una mala alimentación, se recomienda el consumo de vitamina C. Esta se encuentra en las frutas del bosque, kiwi, naranja, patatas, pimientos y brécol. Este tipo de vitamina se consume, sobre todo, para la fabricación de adrenalina. Esta se segrega en el momento en que sufrimos una situación de estrés. Su carencia da lugar a una reducción en la actividad de los macrófagos, células inmunitarias. Esto hace que aumente la propensión a padecer resfriados y otro tipo de infecciones.

También son importantes los beta-carotenos, presentes en verduras de color verde oscuro, zanahorias y frutas de color naranja y amarillo. Los beta-carotenos son importantes en el funcionamiento de nuestro sistema inmunitario, al igual que sucede con el ácido fólico que encontramos en las espinacas, en la cascarilla de los cereales y en las verduras de hoja verde.

En definitiva, la alimentación es muy importante para cuidar de la salud. Y también lo es saber disfrutar de los momentos de ocio y aprovechar ciertas ocasiones para recibir terapias naturales y realizar actividades relajantes, que te ayuden a desconectar.

test detox

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend