yoga iyengar
Warrior pose from yoga by woman silhouette on sunset

Las peculiaridades del Yoga Iyengar

Por SHA Wellness Clinic
|
22 de marzo de 2016
Fitness

A pesar de contar con décadas de antigüedad, quizás supiste de la existencia del Yoga Iyengar hace poco, cuando la Reina Doña Letizia comenzó practicar esta disciplina. Sin embargo, no se trata de una novedad dentro del yoga, sino que fue creada en los años 40 por B.K.S. Iyengar.

 

Una vida dedicada al yoga

Nacido en el seno de una familia muy pobre de la India, B.K.S. Iyengar sufrió tuberculosis y otras enfermedades durante su adolescencia. Para mejorar su salud empezó a practicar yoga, convirtiéndose finalmente en un gurú. Con 15 años comenzó a vivir con su cuñado, el conocido yogui Sri Tirumalai Krishnamacharya. Fue él quien envió a Iyengar a la ciudad de Pune donde comenzó a enseñar y a desarrollar su propia disciplina. Más tarde, sus alumnos dieron a su estilo de yoga el nombre de Yoga Iyengar para diferenciarle de los demás. La figura de B.K.S. Iyengar es crucial además en la expansión del yoga en el mundo occidental ya que forma parte del grupo de yogis que introdujeron el yoga en el estilo de vida occidental.

Un yoga basado en el yoga de Patañjali

Patañjali (personaje relevante de la literatura india) compuso los yogas sutras, un texto en el que se sistematiza por primera vez la ciencia del yoga. Enseñan el camino a seguir para practicar yoga, dividido en 8 puntos:

  • Yama: principios éticos universales
  • Niyama: disciplina individual
  • Asana: posturas de yoga
  • Pranayama: regulación de la respiración
  • Pratyahara: interiorización de los sentidos
  • Dharana: concentración
  • Dhyana: meditación
  • Samadhi: nivel superior de conciencia

 

Las especificidades del yoga Iyengar

La característica principal del yoga Iyengar, desarrollado por B.K.S. Iyengar, es la intensidad que la mente y la inteligencia deben poner en la práctica de las asanas, en el control de la respiración y la interiorización de los sentidos. Es un yoga muy exigente, que da mucha importancia a la secuenciación. Es decir, que permite al practicante conocer en qué orden y con qué tiempo de permanencia se tienen que hacer los periodos de asana y pranayama.

Además, para practicar el yoga Iyengar se utilizan soportes diseñados por B.K.S. Iyengar, como sillas o cinturones. Lo que permite al practicante obtener un mejor beneficio y una mayor perfección en las posturas. Los soportes ayudan a las personas con dificultad a poder realizar las posturas. Por lo que el yoga Iyengar es accesible a todos.

Como el resto de modalidades de yoga, el yoga Iyengar es una disciplina muy completa, con múltiples beneficios para la salud,  que actúa en el cuerpo como en la mente. Es importante practicarla acompañado por personas preparadas y cualificadas (para ser profesor de yoga Iyengar se necesita una formación especializada de al menos 6 años)  de manera que se evite cualquier riesgo de lesión.

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend