Receta sopa de zanahoria, jengibre y cúrcuma

Por SHA Wellness Clinic
|
01 de febrero de 2018
Nutrición saludable

La experta en nutrición Melanie Waxman ha creado esta receta antiinflamatoria que favorece la salud intestinal, fortalece el sistema inmunitario y te hace radiar por fuera.

Tiempo de preparación

30 minutos

Número de comensales

3-4 personas

Ingredientes
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ puerro lavado y finamente cortado
  • 1 diente de ajo picado
  • 2,5 cm de jengibre rallado
  •  6-8 zanahorias, lavadas y cortadas con ½ centímetro de grosor
  • Una pizca de sal marina
  • ¼ cucharadita de canela molida
  •  2,5 cm de raíz de cúrcuma rallada (o ½ cucharadita molida)
  • 4 tazas de agua mineral
  • 2,5 cm de tira de alga kombu
  • 2 cucharadas de miso blanco diluido en un poco de agua
  • 2 cucharadas de perejil finamente picado o semillas para decorar
Preparación
  • Coloca el aceite de oliva en una cacerola mediana a fuego medio. Añade los puerros, el ajo, el jengibre molido, y saltea durante 1 a 2 minutos.
  •  Añade las zanahorias, la sal, la canela y la cúrcuma y cocina de 1 a 2 minutos revolviendo de vez en cuando.
  • Añade el agua y el kombu y llévalo al punto de ebullición. Reduce el fuego y cocina a fuego lento hasta que las zanahorias estén muy suaves, unos 20 minutos.
  • Pasa la sopa por una licuadora de alta velocidad.
  • Vuelve a calentar la sopa hasta que llegue a hervir a fuego lento.
  • Apaga el fuego y añade el miso diluido. Mezcla suavemente y sirve.
  • Adorna con perejil picado, cilantro o semillas-puedes agregar un poco más de jengibre rallado para darle un sabor más fuerte.
SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend