Cinco beneficios de convertir el ejercicio en rutina

Por SHA Wellness Clinic
|
19 de enero de 2021
Fitness

Practicar ejercicio físico es sinónimo de salud, pero solo se maximizan sus beneficios si se convierte en hábito. No se trata de someternos cada día a maratones, si no, en introducir en nuestra rutina diaria la actividad física.

En SHA Wellness Clinic diseñamos el sistema que mejor se adapta a cada necesidad de salud para ayudar a alcanzar las metas propuestas. De esta forma podremos conseguir múltiples beneficios físicos y mentales, tanto a corto como a medio plazo. Cinco de los más importantes te los mostramos aquí:

 

  1. Control del peso

Los estudios han demostrado que el sedentarismo es un factor fundamental en el aumento de peso y la obesidad. El ejercicio regular permitirá aumentar nuestra tasa metabólica, con lo que se quemarán más calorías y nos ayudará a perder o controlar nuestro peso.

La clave está en combinar el ejercicio aeróbico con el entrenamiento de resistencia, ya que puede maximizar la pérdida de grasa sin perder masa muscular.

 

  1. Fortalecimiento de músculos y huesos

El ejercicio convertido en rutina juega un papel vital en el mantenimiento de músculos y huesos fuertes. El proceso de envejecimiento conlleva una pérdida de masa y función muscular y función, lo que puede derivar en lesiones y discapacidades.

Por otra parte, está de mostrado que el ejercicio ayuda a desarrollar la densidad ósea en las etapas juveniles de la vida y ayuda a prevenir la osteoporosis en el futuro.

 

  1. Mejora de la salud mental

Mente sana, cuerpo sano. Y al revés. Porque el ejercicio contribuye significativamente a mejorar nuestra función cerebral y proteger la memoria y las habilidades cognitivas.

Al realizar una actividad física, lo que hacemos es aumentar nuestra frecuencia cardíaca, lo que promueve el flujo de sangre y oxígeno a su cerebro. De la misma forma, también se estimula la producción de hormonas que ayudan a mejorar el crecimiento de las células cerebrales.

La actividad física convertida en hábito es de vital importancia para los adultos mayores. Por ejemplo, se ha demostrado que el ejercicio reduce los cambios en el cerebro que pueden causar la enfermedad de Alzheimer o la esquizofrenia.

 

  1. Prevención del riesgo de padecer enfermedades crónicas

Hacer ejercicio físico no solo proporciona mejoras visibles en tu estado físico o mental, sino que actúa a nivel preventivo. Por ejemplo, reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas en un futuro.

Está confirmado que la falta de actividad física regular es una de las principales causas de sufrir una enfermedad crónica. Por el contrario, se ha demostrado que el ejercicio regular mejora la sensibilidad a la insulina y la aptitud cardiovascular al tiempo que reduce la presión arterial y los niveles de grasa en sangre.

A corto plazo, el sedentarismo aumentará exponencialmente el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas, convirtiéndose en factor máximo de riesgo para nuestra salud.

 

  1. Felicidad

No es una cuestión subjetiva, sino objetiva: hacer ejercicio te hace más feliz. Porque diversos estudios han demostrado que el ejercicio mejora notablemente nuestro estado de ánimo y disminuye sentimientos negativos como pueden ser depresión, ansiedad y estrés.

Con la actividad física, se producen cambios en las partes del cerebro que regulan el estrés y la ansiedad. También puede aumentar la sensibilidad a la serotonina y la norepinefrina, hormonas que contribuyen a aliviar los sentimientos de depresión, y estimular la producción de endorfinas, conocidas por ayudar a producir sentimientos positivos y reducir la percepción del dolor.

Y lo mejor: el estado de ánimo mejora sin importar la intensidad de la actividad física. No es cuestión del tiempo, sino de hacerlo.

 

Focused Pack Fitness

En SHA Wellness Clinic hemos diseñado una variedad de packs de especialización enfocados a distintos objetivos específicos de salud, que permiten complementar y potenciar el programa Rebalance.

El Focused Pack de Fitness nos permite, bajo una perspectiva multidimensional, incrementar el nivel de actividad física en general, aumentando tono y potencia muscular, funcionalidad articular y vitalidad. Con la aplicación de diferentes técnicas y entrenamientos funcionales delineamos su programa de acuerdo con la meta planteada, con el fin de obtener resultados más rigurosos, así como mejorar ciertos aspectos de su cuerpo y de su estado general de salud, optimizando al máximo el tiempo disponible.

Se adquieren habilidades, destrezas y una serie de recomendaciones personalizadas, para crear hábitos de mantenimiento y asegurar un entrenamiento continuado una vez finalizada la estancia en SHA.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend