Estrés laboral: cómo combatirlo

Por SHA Magazine
|
20 de julio de 2017
Bienestar y descanso

El estrés es uno de los mayores males del siglo XXI. En los países desarrollados, se calcula que más de un sesenta por ciento de la población lo sufre en mayor o menor medida y cada vez afecta a personas más jóvenes, incluso a niños.

El ritmo de vida endiablado que nos exigen los trabajos, las ciudades y las responsabilidades diarias es el principal causante de nuestro supuesto estado de bienestar.

Si tuviéramos que definir el estrés, podríamos decir que es un estado de agotamiento mental causado por una exigencia en el rendimiento superior a la habitual y que puede llegar a provocar enfermedades físicas y mentales. Aunque también existe una definición biológica que habla de un conglomerado de alteraciones en el cuerpo como respuesta ante cierto tipo de estímulos repetitivos, por ejemplo el miedo o la ansiedad. De esto último podemos deducir que estar sometido a estos estados de agobio y nerviosismo durante tanto tiempo termina por generar trastornos más o menos graves.

Actualmente, se nos exige un rendimiento en el trabajo y en los tiempos que se deben cumplir casi imposible de realizar. Es por ello que el estrés laboral es una de las principales causas de baja médica en nuestro país.

 

Síntomas del estrés

El estrés puede causar diversos tipos de síntomas, tanto psicológicos como físicos. Algunos de ellos son:

  • Trastornos emocionales tales como depresión, ansiedad, miedo, irritabilidad, nerviosismo, cambios en el estado anímico o incluso confusión.
  • Pensamientos negativos u obsesivos, autocrítica excesiva o miedo a tomar decisiones.
  • Conductas compulsivas como risa nerviosa, trastornos en la alimentación, abuso en el uso de sustancias tóxicas como el alcohol, el tabaco o las drogas, o rechinar los dientes de manera involuntaria.
  • Cambios físicos como tener las manos sudorosas o frías, sufrir dolores de cabeza de manera regular, alteraciones del sueño, sarpullidos, disfunciones sexuales o problemas gastrointestinales.

Los síntomas pueden ser variados, incluso pueden ocurrirnos cosas inesperadas que no tienen más explicación que un estado de nerviosismo constante. Dependiendo del grado que se padezca, las señales que este estado manda serán más o menos intensas.

Consecuencias del estrés

Cuando se sufre este trastorno durante mucho tiempo, la salud puede verse afectada de manera considerable.

El estrés laboral puede terminar en enfermedades tan graves como la diabetes, dolencias cardíacas, o problemas a nivel cerebrovascular entre otros.

Cómo combatir el estrés

Si tú o alguien de tu entorno está sufriendo de estrés crónico o agudo, es imprescindible enfrentarse cuanto antes al problema.

Puede parecer fácil decirlo, pero es un hecho: hay tomarse las cosas menos a pecho. Suele ser habitual que cuando se relativiza un problema, la solución acaba apareciendo sola como por arte de magia. Aunque también es cierto que no siempre es posible mirar las cosas desde fuera y relajarse.

Existen diferentes terapias como el yoga, el taichi, el deporte en general o acudir a un centro de wellness donde desconectar unos días y darle un impulso a nuestro cuerpo.

 

 

Test de salud

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend