La Ciencia detrás del Envejecimiento Saludable

Por Sha Wellnes Clinic
|
30 de abril de 2019
Salud y belleza

Vicente Mera -  Médico en Envejecimiento Saludable y Genético
Vicente Mera - Médico en Envejecimiento Saludable y Genético

El envejecimiento es un proceso que comienza en el mismo momento en  que se inicia la vida.  Los seres inanimados no envejecen sino que simplemente se deterioran con el paso del tiempo.  Nosotros, envejecemos y nos deterioramos (enfermamos) al mismo tiempo.  Como quiera que conforme avanza el envejecimiento, el riesgo de enfermar es mayor, tenemos la falsa impresión de que el envejecimiento sólo ocurre en los últimos años.

Hay estudios que ponen de manifiesto que el estilo de vida de la madre (ejercicio, alcohol, tabaco, drogas, vitaminas) puede condicionar (acelerar/relentizar) todo el proceso de envejecimiento desde su comienzo.

La guerra contra el envejecimiento es muy dura y no es seguro que se gane algún día en los laboratorios; sin embargo, el hacer del envejecimiento un proceso más saludable, es una batalla que se gana fácilmente día a día, anticipándonos a todos los desequilibrios que ocurren como consecuencia del proceso de envejecimiento y que puede crear conflictos críticos para la salud.

El decálogo del  envejecimiento incluye básicamente, nueve variables vistas desde la perspectiva de la constante que supone la dotación genética individual, aunque esta última también es susceptible de numerosos cambios epigenéticos).

Debemos evaluar en profundidad y, en su caso adaptar a las circunstancias individuales la nutrición, el ejercicio físico, la gestión del estrés, la depuración de las toxinas, el sistema inmunitario, el complejo entramado hormonal, los mecanismo de hidratación y reparación, la flora flora intestinal y el sueño.

Cualquier edad es buena para empezar el programa antienvejecimiento. Antes de los 30 los resultados son mejores y más fáciles de llevar a cabo que, por ejemplo, antes de los 40.  Por otra parte, nunca es demasiado tarde, y siempre se puede obtener beneficios. Curar es difícil, prevenir es más fácil; pero aliviar siempre es posible.   Esto es especialmente válido en aspectos como la memoria, la sarcopenia, la osteoporosis o la caída del cabello.

Aunque en esencia, el proceso es idéntico para ambos sexos, las diferencias hormonales obligan a separar algunos estudios y tratamientos. Por ejemplo, mientras que las modernas técnicas disponibles en SHA con ondas de choque para el tratamiento de la disfunción eréctil es algo que no preocupa directamente a las mujeres; el estudio de citología ginecológica, obviamente no procede en caso de sexo masculino.

En SHA somos líderes mundiales en la gestión integral de este decálogo del envejecimiento. Disponemos del mejor laboratorio para hacer estudios genéticos y genómicos de todo tipo.  Contamos con amplia experiencia en nuestro laboratorio de sueño. El estudio de flora intestinal e intolerancias digestivas es de los más completos del mundo. El tratamiento con hormonas bioidénticas para hombres y mujeres es una realidad posible en muchos casos. Las intervenciones de inmunomodulación y  medicina regenerativa son una práctica diaria en SHA. Nuestra unidad anti-tabaco a ayudado con éxito a numerosas personas no solo a abandonar momentáneamente el hábito, sino a dejar de fumar de una manera continuada.  La capacidad depurativa se mejora con diversos tratamientos basados en la alimentación saludable y la suplementación con productos naturales, muchos de ellos exclusivos de SHA. La unidad de control del estrés con técnicas milenarias de culturas orientales  asociadas a tratamientos usados por la NASA, consigue unos resultados espectaculares. Y finalmente, el mejor equipo de entrenadores personales y de nutricionistas consigue grandes transformaciones en aquellos casos en los que el estilo de vida se demuestra incompatible con el proceso de envejecimiento saludable.

No buscamos soluciones transitorias sino verdaderos cambios del estilo de vida que además de prevenir enfermedades, proporcionen satisfacción y felicidad para quien los ponen en práctica y, por añadidura, en los seres queridos que también tienen la posibilidad de disfrutar de la compañía de una persona saludable y no del sufrimiento y  los dispendios que conlleva un familiar enfermo.

Por la misma naturaleza del proceso de envejecimiento, con diversos grados de variabilidad y eficacia interpersonal, recomendamos realizar estudios y tratamientos intensivos con periodicidad, idealmente anual.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable

Send this to a friend