Los beneficios de los masajes de drenaje linfático

Por Sha Wellnes Clinic
|
04 de mayo de 2020
Terapias naturales

Acné, estreñimiento, estrés, dolor agudo… Estas y otras patologías se tratan con el drenaje linfático manual, una terapia en auge que se convierte en excelencia dentro del campo de los masajes reductores. ¿Cómo se explica su efectividad para patologías tan diferentes? Por muchas razones…
El drenaje linfático manual se aplica mediante una técnica de masaje muy ligera y rítmica. Su objetivo es estimular el flujo de la linfa en los vasos linfáticos superficiales. Esto, a su vez, ayuda a mover la linfa de vuelta a la circulación central, mejorando la salud general del sistema circulatorio linfático”, detalla Rachel Rose, experta en Mind & Body de SHA Wellness Clinic.
El drenaje linfático manual puede utilizarse localmente para tratar ciertas partes del cuerpo o se puede aplicar un drenaje linfático más general a todo el cuerpo. En el caso de un drenaje específico, se puede utilizar el drenaje linfático manual para, por ejemplo, reducir la hinchazón de un tobillo torcido o reducir la hinchazón después de la cirugía.
De hecho, esta terapia se utiliza ampliamente después de una cirugía estética para devolver a la piel una apariencia normal más rápidamente o en la rehabilitación del linfedema, una condición de hinchazón crónica que a menudo se desarrolla después del tratamiento de un cáncer.

El mejor tratamiento post-quirúrgico

El drenaje linfático manual es una técnica completamente segura y eficaz, pero solo si la realizan los profesionales adecuados. Los trabajos científicos avalan que no solo mejora la calidad de vida de los pacientes, sino que se trata del “mejor tratamiento post-quirúrgico que existe”, según afirma Rachel Rose.
Con esta técnica se trata desde la rehabilitación de cicatrices hasta la reducción de la hinchazón y el dolor. “Es realmente sorprendente lo que se puede lograr con el simple toque suave de las manos de un terapeuta experto”, describe la especialista de SHA Wellness Clinic.
Lo mismo ocurre con lesiones como esguinces de tobillos, rodillas torcidas y contusiones en la piel. Todos los pacientes responden rápida y holísticamente al drenaje linfático manual. También son relevantes los resultados después de una cirugía dental, ya que reduce la hinchazón y alivia el dolor.
Su forma de aplicación requiere una gran destreza y preparación. “El drenaje linfático manual se adhiere a un método estricto, ya que la técnica es médicamente reconocida y debe seguir un protocolo. Hay diferentes movimientos de la mano -círculos, bombas, estiramientos y empujes- que lenta y sistemáticamente despejan las vías linfáticas y luego dirigen la linfa desde las extremidades del cuerpo hacia el centro”, describe Rachel Rose.

Una terapia recomendada para todos

¿Para quién está indicado el drenaje linfático manual? Para todos y cada uno. “Debería ser parte de nuestro plan de autocuidado, como el yoga o la meditación”, afirma la experta de SHA Wellness Clinic.

Por ejemplo, es especialmente efectiva para las mujeres que retienen agua durante su ciclo menstrual o durante y después del embarazo. También hace maravillas con el dolor de cabeza y la migraña, así como puede ayudar a eliminar la sinusitis y la rinitis, ya sea crónica o aguda, como en el caso de las alergias estacionales.
Además, los problemas digestivos pueden ser menos problemáticos si se tratan con drenaje linfático manual abdominal. El intestino delgado es rico en el tejido linfático conocido como “parches de Peyer”. Cuando se masajea suavemente el abdomen, se estimula el drenaje linfático central y se reducen las molestias de la digestión lenta y la absorción.
Del mismo modo, la pared del intestino grueso es porosa, lo que significa que el agua puede entrar y salir. Los calambres y la hinchazón tan comunes en el dolor intestinal se pueden tratar eficazmente con un correcto ejercicio de drenaje linfático manual.
Hay que tener en cuenta que la terapia de drenaje linfático está contraindicada para los siguientes casos:
– Cáncer (activo y/o metástasis).
– Trombosis de las venas profundas (DVT).
– Fallo renal.
– Edema cardíaco o pulmonar.
– Infecciones agudas de la piel.

Las nuevas líneas de investigación: cáncer, artritis reumatoide y sistema inmunitario

Hasta ahora, el drenaje linfático manual se ha empleado a efectos terapéuticos actuar en campos como el linfedema, la fibrosis quística o la esclerosis múltiple. Pero las nuevas líneas de investigación cada vez son más expansivas.
Un tema candente en el mundo de la linfología es la metástasis del cáncer. Una vez que se descubrió que la metástasis se mueve a través del sistema linfático, la profesión médica comenzó a tomar nota de esta terapia. “Se están realizando investigaciones prometedoras sobre las citoquinas y la inflamación oncológica, y esto ayudaría a prolongar la vida de los pacientes oncológicos”, comenta Rachel Rose.
Mientras, el drenaje linfático manual podría constituirse como una terapia de referencia en el tratamiento de condiciones autoinmunes como la artritis reumatoide y para los pacientes inmunocomprometidos con enfermedades como Lyme. Sin embargo, las pruebas no son todavía claras y se necesitan más estudios para determinar resultados concluyentes
Veo el día en un futuro no muy lejano en que el cuidado y mantenimiento del sistema linfático será tan rutinario como el cuidado de los dientes. Cualquier médico confirmará que ningún clínico o medicina es tan poderoso o preciso como nuestro propio sistema inmunológico. El sistema linfático y el sistema inmunológico están tan estrechamente entrelazados que casi son uno. Al amar nuestra linfa, aumentamos nuestra inmunidad para que vivamos más felices, vidas holísticamente sanas”, resume Rachel Rose.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable

Send this to a friend