Salud digestiva: sinónimo de calidad de vida

Por SHA Wellness Clinic
|
04 de febrero de 2021
Salud y belleza

Tener salud digestiva es mucho más que poseer un tracto digestivo sano. Porque una buena salud digestiva también es sinónimo de un sistema inmunitario fuerte, una buena salud mental y, en definitiva, una buena calidad de vida.

La salud digestiva garantiza un correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo y, por ende, una correcta digestión que facilita el aporte de nutrientes al organismo, así como la excreción de desechos generados. Y también garantiza el equilibrio de la microbiota, la protección ante otros gérmenes patógenos y su sobrecrecimiento en el intestino junto con atribuciones decisivas sobre el sistema inmunitario.

“Se le denomina ‘el segundo cerebro’ por la presencia de neuronas y síntesis de neurotransmisores, así como por la estrecha relación con el cerebro. Una buena salud digestiva es crucial para gozar de una buena salud mental. Un intestino sano es sinónimo de una buena calidad de vida. Tanto es así que existe un Día Mundial de la Salud Digestiva, el 29 de mayo”, explica la Dra. Ámina Alani, experta en salud digestiva de SHA Wellness Clinic.

El papel de los intestinos en nuestro bienestar general es absolutamente crucial y actualmente constituye una de las principales áreas científicas de investigación. Como el aparato digestivo está interconectado con el resto del organismo, y especialmente con el sistema nervioso central y el sistema inmunitario, una buena salud digestiva se refleja en una buena salud general.

“Me gusta decir que el aparato digestivo es como un ‘equilibrador’ del organismo”, añade la Dra. Ámina Alani.

 

Intestino, microbiota y su relación con nuestro organismo

Tenemos muchas bacterias repartidas por nuestro cuerpo y la mayoría son buenas para nuestra salud. Las que se encuentran en el intestino no solo lo ayudan a digerir los alimentos, sino que funcionan en todo el cuerpo y aportan beneficios para nuestra salud física y mental.

Por otra parte, está la microbiota intestinal, que es como “la base de operaciones” de las bacterias en nuestro tracto digestivo. Ayuda a desmenuzar los alimentos y convertir los nutrientes en cosas que nuestro cuerpo puede utilizar en nuestro beneficio.

Las bacterias “buenas” no solo ayudan con la digestión, sino que contribuyen a mantener las bacterias “malas” bajo control. Se multiplican con tanta frecuencia que las que no son saludables no tienen espacio para crecer. Esta es la clave: el equilibrio saludable de bacterias en nuestro intestino.

 

Problemas digestivos… y problemas de salud general

Es fácil suponer que un mal equilibrio puede provocar patologías como enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o síndrome del intestino irritable. Pero no solo se pueden desarrollar afecciones digestivas, sino otras relativas a diferentes áreas de nuestro organismo.

Por ejemplo, algunos tipos de bacterias intestinales pueden subir el colesterol y, por tanto, incrementar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas o enfermedad renal crónica.

Pero la influencia de una buena o mala salud digestiva va más allá de síntomas o patologías físicas. Afecta también a nuestra mente y nuestra salud emocional.

Los estudios demuestran que el equilibrio de las bacterias en el microbioma intestinal puede afectar a nuestras emociones y la forma en que nuestro cerebro procesa la información de sus sentidos, tales como imágenes, sonidos, sabores o texturas.

Los científicos alertan de que los cambios en ese equilibrio pueden influir en problemas tan serios como ansiedad, depresión o dolor crónico.

“Podemos considerar esta zona como nuestro segundo cerebro. Nuestras emociones o pensamientos están comunicados con el intestino”, subraya la Dra. Ámina Alani.

 

Supervisión médica y hábitos saludables, las claves para un intestino sano

Debemos cuidar y vigilar el buen funcionamiento de nuestro intestino. Por eso, ante cualquier anomalía digestiva es necesario acudir a un especialista.

La adquisición de hábitos saludables sin duda beneficiará el desarrollo de una buena salud digestiva y, en consecuencia, de una buena salud general.

La Dra. Ámina Aldani sugiere algunos hábitos saludables imprescindibles para garantizar la buena salud de nuestros intestinos:

  • Aumentar el consumo de alimentos prebióticos y probióticos.
  • Aprender a gestionar el estrés.
  • Hacer ejercicio.
  • Encontrar un descanso adecuado.
  • Promover la lactancia materna.

 

El Método SHA y su aporte a la salud digestiva

Consciente de la vital importancia que tiene la salud digestiva en nuestro bienestar general, SHA Wellness Clinic ha diseñado un Focused Pack que involucra a diferentes disciplinas terapéuticas.

“Hemos creado un área específica donde tratamos de ofrecer un servicio innovador y multidisciplinar de prevención, orientación y tratamiento de trastornos que impliquen un desequilibrio digestivo y de la microbiota, así como de los diversos trastornos psicológicos y orgánicos que generan estas disfunciones”, resume la Dra. Ámina Alani.

El Focused Pack de Salud Digestiva establece un paquete conjunto al Programa de Salud Detox que engloba diferentes áreas, tratamientos y terapias para restaurar, en la medida de lo posible, el equilibrio y correcto funcionamiento del aparato digestivo, comenzando por un diagnóstico completo hasta la aplicación de terapias de vanguardia, mejorando el estado de la microbiota intestinal, el sistema inmunitario, neuroendocrino y emocional desde un punto de vista integrativo.

El objetivo final es la reparación total de las funciones del sistema digestivo mediante la recuperación de la mucosa intestinal para conseguir una completa depuración del organismo, mejorar la tolerancia a determinados alimentos y, con ello, optimizar la salud global y la calidad de vida del individuo.

 

Cinco claves

1- Tener salud digestiva es mucho más que poseer un tracto digestivo sano. Porque una buena salud digestiva también es sinónimo de un sistema inmunitario fuerte, una buena salud mental y, en definitiva, una buena calidad de vida.

2- Como el aparato digestivo está interconectado con el resto del organismo, y especialmente con el sistema nervioso central y el sistema inmunitario, una buena salud digestiva se refleja en una buena salud general.

3- Tenemos muchas bacterias repartidas por nuestro cuerpo y la mayoría son buenas para nuestra salud. Las que se encuentran en su intestino no solo lo ayudan a digerir los alimentos, sino que funcionan en todo el cuerpo y aportan beneficios para nuestra salud física y mental.

4- Para sostener una buena salud digestiva es importante consumir alimentos prebióticos y probióticos, aprender a gestionar el estrés, hacer ejercicio, encontrar un descanso adecuado o promover la lactancia materna.

5- Consciente de la vital importancia que tiene la salud digestiva en nuestro bienestar general, SHA Wellness Clinic ha diseñado un Focused Pack que involucra a diferentes disciplinas terapéuticas.

 

¿Sabias qué…?

Al aparato digestivo se le denomina “el segundo cerebro” por la presencia de neuronas y síntesis de neurotransmisores, así como por la estrecha relación con el cerebro.

La microbiota intestinal, que es como “la base de operaciones” de las bacterias en nuestro tracto digestivo. Ayuda a desmenuzar los alimentos y convertir los nutrientes en cosas que nuestro cuerpo puede utilizar en nuestro beneficio.

Es fácil suponer que un mal equilibrio puede provocar patologías como enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o síndrome del intestino irritable. Pero no solo se pueden desarrollar afecciones digestivas, sino otras relativas a diferentes áreas de nuestro organismo.

Los estudios demuestran que el equilibrio de las bacterias en el microbioma intestinal puede afectar a nuestras emociones y la forma en que nuestro cerebro procesa la información de sus sentidos, tales como imágenes, sonidos, sabores o texturas.

La adquisición de hábitos saludables sin duda beneficiará el desarrollo de una buena salud digestiva y, en consecuencia, de una buena salud general.

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend