Dietas saludables para el día a día

Por SHA Magazine
|
25 de septiembre de 2017
Nutrición saludable

Las dietas saludables no solamente nos ayudan a cuidar nuestro peso. Todavía resulta más interesante su efecto sobre la salud de nuestro organismo, ya que está demostrado que contar con los nutrientes esenciales para las funciones básicas nos permite disfrutar de una mejor calidad de vida, tanto a nivel físico como mental.

No podemos confundir una dieta sana y equilibrada con una para bajar peso. Si bien para adelgazar necesitamos tomar frutas, verduras y proteínas, un menú saludable va mucho más allá y consiste en incorporar a nuestros platos todos aquellos alimentos que favorecen las funciones del organismo.

Las ventajas de una dieta saludable

Cambiar nuestros hábitos y centrar nuestra dieta en platos sanos y equilibrados nutricionalmente nos permite disfrutar de efectos beneficiosos para el organismo, como una mejora del funcionamiento cerebral. Hay que tener en cuenta que las frutas, verduras y el pescado contienen nutrientes que nos ayudan a estimular la memoria y la atención.

Con este tipo de alimentación, tampoco tendremos problemas de energía. Nuestro cuerpo funciona gracias a los nutrientes que le suministramos con nuestra alimentación, como los carbohidratos. Por eso, es importante que los incluyamos en nuestros menús diarios.

La protección del sistema cardiovascular es otra de las grandes ventajas de mantener una dieta sana. Los alimentos integrales y los bajos en sodio nos ayudan a bajar el colesterol malo y a regular la presión arterial, dos aspectos básicos para la buena salud del corazón.

Igualmente, si suministramos a nuestro cuerpo todos los nutrientes necesarios conseguimos fortalecer el sistema inmunológico. Es decir, mejoramos nuestras defensas ante enfermedades o posibles agresiones externas.

Lo mismo ocurre con el estado de los huesos, ya que el aporte de los cítricos conseguirá mejorar su nivel de calcio y, por lo tanto, fortalecerlos.

Asimismo, los cítricos también tienen un efecto beneficioso sobre el estrés, al igual que los ricos en omega 3 – como el salmón – y magnesio. Todos ellos regulan el cortisol, la hormona que incide de manera más directa sobre el estado de ánimo.

Finalmente, no podemos obviar que las dietas saludables son las mejores aliadas para mantener el sistema digestivo en buenas condiciones, ya que previenen las digestiones pesadas. Además, hay que tener en cuenta que tanto frutas como verduras nos proporcionan la fibra necesaria para mejorar la salud de los intestinos. De hecho, juegan un papel importante en la prevención del cáncer de colon.

La dieta mediterránea y sus derivadas

La dieta mediterránea se basa en frutas, verduras, cereales. Todos estos alimentos se preparan con medios de cocción naturales, como el horno o la plancha. Ambas características hacen de este tipo de alimentación uno de los más saludables que existen. 

Relacionadas con la dieta mediterránea, podemos destacar otras dietas saludables, de similares características, como la vegetariana y la vegana, así como sus variedades. Todas ellas tienen la misma esencia: basan sus platos en verduras, frutas y productos naturales, por lo que tienen efectos muy parecidos en el organismo.

También te recomendamos que descargues el programa Detox de SHA donde te ayudarán a purificar el organismo.

 

 

Test de salud

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend