Dieta digital para evitar los desequilibrios energéticos

Por SHA Wellness Clinic
|
24 de agosto de 2021
Be SHA
Desconectar un tiempo del móvil, el ordenador o la tableta durante las vacaciones de verano es una decisión muy saludable.

 

Las nuevas tecnologías nos han facilitado enormemente la vida, pero también pueden provocar algunos desajustes en nuestra salud energética. Como nos comenta Amalia Rubio, responsable de la Unidad de Salud Energética de SHA Wellness Clinic, “el cuerpo humano funciona con una frecuencia eléctrica y sobrepasarla puede generar una alteración importante. Vivimos en la era digital y estamos rodeados de ondas (radio, televisión, telefonía, Bluetooth, 4G) que recorren la Tierra constantemente buscando un receptor. Y, al igual que las antenas, todos los seres vivos emitimos y recibimos radiaciones electromagnéticas”.

 

Pero la exposición a estas ondas no es nada nuevo. A lo largo de la historia, y a medida que la tecnología avanzaba, los hogares se iban llenando de electrodomésticos, como la nevera, el televisor, el secador de pelo o el horno microondas, que producen campos electromagnéticos. “El organismo se ha ido adaptando al aumento progresivo de este tipo de radiaciones, pero en la actualidad convivimos con dispositivos electrónicos a todas horas y las frecuencias están demasiado alteradas, pudiendo distorsionar la comunicación intercelular y provocar desajustes en la salud”, afirma la experta en bioenergía.

 

Para evitarlos, lo más recomendable es aprovechar las vacaciones estivales para ponerse a dieta digital, siempre siguiendo los consejos de Amalia:

 

  • intenta no hablar en condiciones con muy mala cobertura, ya que el teléfono utiliza mucha más potencia para conseguir la misma señal.
  • no lleves el teléfono demasiado cerca de la piel, cuanto más alejado del contacto con el cuerpo, mejor. El bolso o la mochila es un lugar más adecuado que el bolsillo del pantalón.
  • habla con auriculares y, si es posible con cable, mucho mejor.
  • no mantengas el teléfono mucho tiempo pegado a la oreja, ya que es la entrada principal hacia el cerebro. Habla más con el altavoz y haz más audios.
  • si por la noche utilizas el teléfono como alarma, ponlo en modo avión para cortar un poco las frecuencias. Aunque el móvil esté en silencio, las vibraciones siguen ahí y provocan mucho ruido que afecta a los sistemas nervioso y celular.
  • desconecta el Bluetooth del coche cuando no estés hablando, ya que produce una gran cantidad de ondas electromagnéticas en un sitio cerrado.
  • desconecta el router y el Wi-Fi cuando no los estés utilizando.

 

Con estas sencillas pautas de higiene digital, tu energía vital fluirá libremente y sin interferencias y tu equilibrio físico, mental y emocional no se verá comprometido.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend