dieta de un deportista

Dieta de un triatleta – Entrevista a Gemma Casulleras

Por SHA Wellness Clinic
|
09 de octubre de 2015
Nutrición saludable

Gema Casulleras,  triatleta, leyó nuestro post sobre Qué tomar antes, durante y después del ejercicio y nos escribió para contarnos su experiencia al haber modificado sus hábitos alimenticios por unos más saludables y cómo esto ha producido un cambio sustancial en todos los aspectos de su vida.

¡Muchas gracias Gemma por querer compartir con el resto de lectores de SHA Magazine la dieta de un triatleta y tus impresiones personales!

¿Has tenido algún problema digestivo que te hiciera cambiar tus hábitos alimenticios?

Siempre he pensado llevar una alimentación correcta pero, al entrenar por las tardes, había alimentos que me costaba digerir. Descubrí que los alimentos crudos, como las ensaladas crudas, no me sentaban del todo bien. Un día compré un libro de cocina energética y descubrí un mundo de posibilidades que iban más allá de mis ensaladas y pescados a la plancha. Empecé a probar, a experimentar con alimentos nuevos y di con la clave para tener una buena digestión que me permitiera entrenar en perfectas condiciones y sentirme con mucha más energía.

 

Como deportista, ¿qué alimentos sueles consumir que te aporten un extra de energía?

Soy deportista amateur en la especialidad de triatlón de larga distancia y  le dedico de dos a tres horas diarias entre semana y unas cuatro los días festivos, pero además trabajo en mi oficina 8 horas y están también mis perros y el trabajo de la casa… Necesito mucha energía.

Los alimentos que mejor me funcionan son los cereales cocidos , que voy variando dependiendo de la estación. En verano van muy bien los cereales como la cebada o los arroces largos, que se pueden combinar con legumbres, verduras al wok o salteadas ligeramente, pescado… y en invierno cereales como la avena, la espelta, pastas integrales, arroces redondos combinados con legumbres, verduras de la temporada y algas. Los pescados al vapor y al horno o el seitán acompañados de verduras para después de entrenar van perfectos para recuperar. Como también huevos pero no carne.

 

¿A qué horas crees que es mejor tomarlos?

Los cereales combinados con las legumbres, algas y verduras cocidas al mediodía, algún día pescado azul, aportan mucha energía y te aseguran una buena digestión. Por la noche me va mejor tomar verduras como calabaza, brócoli o sopa de miso, acompañadas de pescado blanco al vapor, seitán, tofu, tortilla de huevos ecológicos. Por las mañanas, funcionan súper bien las cremas de copos de avena con fruta deshidratada o compota de manzana, café de cereales, licuados en verano, crepes de avena… lo mismo que de merienda.

 

¿Has notado algún tipo de mejoría introduciendo alimentos más saludables en tu dieta? En ese caso, ¿en qué lo has notado?

Siempre he considerado que comía sano pero se pueden hacer mejor las cosas.  Sin ser obsesivos, está bien escuchar al cuerpo. La mayoría de nosotros creemos que comernos una súper ensalada de lechuga cruda, con frutos secos, queso, fruta y atún es muy sano,  pero ¿cómo nos sentimos después de comer? Lo más probable es que al cabo de una hora tengamos la barriga hinchada. No comemos insano, cocinamos mal y combinamos mal los alimentos. En mi caso tenía una buena despensa pero no combinaba ni cocinaba correctamente, la macrobiótica me ha ayudado muchísimo a conseguirlo.

 

¿Eres intolerante a algún tipo de alimento? En caso afirmativo, ¿qué alimentos has utilizado como sustitutos?

Creo que no, los problemas digestivos que tenía quizás vinieran más por una mala combinación y cocción que por alergias a algunos alimentos. Lo que sí notaba es que cada vez que iba a desayunar a la cafetería un bocadillo y un café con leche, se me hacía un nudo en el estómago que me dejaba mal para toda la mañana. Ya no me pasa cuando me llevo mi bocadillo de pan de espelta y el café de cereales con “leche” vegetal que voy variando. Seguro que le pasa a mucha gente pero nos acostumbramos a sentirnos de una manera y sin embargo, está en nuestras manos sentirnos mejor.

 

¿Qué recomiendas a otros deportistas que se encuentran en tu misma situación?

Que existe vida más allá de la pasta, el arroz, el atún, los batidos de proteínas y los cereales inflados. Lo que cuento no deja de ser una experiencia personal pero la razón de compartirla es poder ayudar a los demás. Lo que comemos es la gasolina que nos va a permitir rendir al máximo. Los problemas digestivos son muy comunes cuando hacemos deporte, sobre todo en competición que ponemos el cuerpo al límite. También debemos ser cuidadosos con abusar de suplementos o batidos de proteínas, ya que estos cargan en exceso los riñones y el hígado y ya trabajan suficiente para poder eliminar los residuos metabólicos que generamos en los entrenamientos duros y competiciones. Se venden de una manera muy poco profesional y se deben usar sólo cuando hace falta.

 

¿Han influido estos cambios alimenticios en la relación con tus amigos/familia/pareja?

Para nada, mi pareja es entrenador y triatleta. Cocinamos para los dos igual y nos funciona. Coincidimos con esta manera de alimentarnos. También se siente mucho más ligero, con energía y sus digestiones han mejorado. Con la familia y amigos ya nos conocen. No somos de los que vamos con la fiambrera a todos lados, pero cuando organizamos una barbacoa, nos llevamos nuestros pinchos de seitán y las verduras. Ningún problema. Seguir una manera de alimentarse orientada a la macrobiótica no quiere decir que tengas que ser un bicho raro, un aislado social o atacar a los que no comen como tú. ¡Tampoco rechazamos comer tarta cuando celebramos un cumpleaños!

Las reacciones que tienen los demás cuando nos preguntan cómo nos alimentamos o “¿qué es esta papilla?” casi siempre son las mismas… “tú que comes raro…”. Yo no como raro, para mí es normal. Mi constitución es atlética y delgada pero se lo debo a mi manera de alimentarme y de entrenar. La genética ayuda pero debes poner de tu parte. En mi familia casi todos están gorditos.

Lo que es raro y triste es que muchas personas se pasen la vida probando dietas de moda y sigan con sobrepeso, hinchadas. Niñas de 15 años con celulitis y chicos de 30 con una barriga preocupante, yendo al gimnasio y diciendo comer bien y variado. Algo falla en nuestro modo de alimentarnos y en la calidad de los alimentos.

 

¿Cómo es la rutina diaria alimenticia de Gema Casulleras? (Un ejemplo)

 Voy variando cada día, os pongo un ejemplo de un día concreto.

7h. desayuno una crema de copos de avena o crepes de avena con avellanas, pasas u otra fruta deshidratada y compota de manzana. Lo acompaño con café de cereales durante el año o un licuado si es verano.

10.30h Nueces tostadas y fruta fresca de temporada Té mu o té kukicha con regaliz.

14h Ensalada veraniega de quinoa (con quinoa, tofu, verduras salteadas ligeramente, alga nori troceada, semillas tostadas) + requesón con sirope de arroz.

17h Crema de copos de arroz con leche vegetal, fruta deshidratada y piñones tostados + te kukicha.

18.30h a 21 – Durante el entrenamiento: barritas caseras de arroz inflado bio con semillas, bebida de té kukicha con una pizca de pasta umeboshi y sirope de arroz.

Al acabar, si el entrenamiento ha sido duro, batido de proteína de guisante con leche de avena o arroz.

22h. Bacalao con verduras al vapor.

 

 ¿Qué opinas sobre la nutrición SHA?

No he estado en el SHA Wellness Clinic, soy de Barcelona, pero espero ir pronto con mi pareja, el año que viene nos casamos y seguro que iremos a pasar unos días. Vuestra web me parece maravillosa y vuestros artículos sobre nutrición acercan al público a una vida más saludable y a sentirse mejor.

Os agradezco mucho vuestro interés en conocer las opiniones de los seguidores en las redes sociales. Y si mi experiencia personal puede ayudar a acercar a las personas que no se acaban de atrever a hacer un cambio en sus vidas, les animo a que se lancen de cabeza, porque no se van a arrepentir.

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend