Diario de una nutricionista SHA

Por SHA Wellness Clinic
|
16 de noviembre de 2020
Nutrición saludable

¿Qué come una nutricionista? ¿Cuáles son sus hábitos? ¿Por qué elegir unos alimentos y no otros? María Romeralo, de SHA Wellness Clinic, nos cuenta aquí en su diario qué come una nutricionista y por qué.

En toda dieta equilibrada (una dieta SHA) no pueden faltar vitaminas y minerales (frutas y verduras de temporada), proteínas vegetales (lentejas, garbanzos, alubias, azukis, tempeh), hidratos de carbono complejos (quinoa, sarraceno, arroz integral, mijo, cebada, avena) y grasas de calidad (aceite de oliva de primera presión en frío, semillas y frutos secos). Y esto es lo que escribe María Romeralo en su diario:

 

DIA 1:

09:00 horas (desayuno). El desayuno debe ser saludable y contener los nutrientes necesarios para una buena ingesta de energía. Uno de los síntomas más frecuentes de un mal desayuno es la hipoglucemia y por eso es tan importante evitar los azúcares simples (azúcar refinado, edulcorantes artificiales, miel) en la primera comida del día.

Crema de arroz con gomasio, ideal para coger fuerzas y alcalinizar el organismo. El gomasio (mezcla de semillas de sésamo con sal marina) es rico en calcio, fortalece el sistema digestivo y refuerza nuestro sistema inmune. Lo acompaño con té kukicha, un té sin teína, alcalinizante y rico en calcio que fortalece mi sistema digestivo.

13:00 horas (comida). 1º sopa de miso, verduras y tofu; 2º quinoa con verduras. Me regula la glucosa, da energía y favorece una buena digestión. Además, el miso es una fuente natural de probióticos. La sopa de miso nos proporcionará una gran cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y enzimas. También es una forma maravillosa de limpiar el cuerpo. El miso es una fuente de probióticos que nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, tan esencial en estos días.

16:30 horas (merienda). Té mu (sin teína y fuente de energía, perfecto para fortalecer el sistema inmune y equilibrar las hormonas) y humus con palitos de zanahoria.

19:30 horas (cena). Salteado de verduras al wok. Es fundamental prepararnos para el mejor descanso y cenar ligero nos ayuda. Si hacemos cenas copiosas, nos será más difícil conciliar el sueño porque el organismo estará ocupado con la digestión. No solo es dormir bien, sino propiciar una regeneración completa del organismo durante el descanso. Por eso es clave saber elegir los alimentos y saber dosificar las raciones sin para ello tener que pasar hambre.

 

DIA 2:

09:00 horas (desayuno). Crema de mijo con frutos rojos. El mijo me da energía y fortalece el sistema digestivo, mientras los frutos rojos me aportan vitaminas y es antioxidante. Acompaño con té mu, fuente de energía.

13:00 horas (comida). Lentejas con arroz integral y verduritas. Me aporta energía, regula la glucosa y contiene vitaminas, minerales y proteínas. El consumo diario de hojas verdes ayuda a reducir el colesterol.

16:30 horas (merienda). Compota de manzana con semillas de girasol. Me regula la glucosa, aporta vitaminas y minerales.

19:30 horas (cena). Crema de zanahoria y tempeh a la plancha con cebolla caramelizada (con melaza). La crema de zanahoria me relaja y el tempeh (proteína vegetal) es un probiótico natural. La melaza es la forma más equilibrada de endulzar.

 

DIA 3:

09:00 horas (desayuno). Porridge de avena con canela y nueces. Acompaño con café de cereales con leche de arroz. Me aporta energía y regula la glucosa el sistema digestivo. El porridge de avena me aporta energía y claridad mental al regular los niveles de glucosa en sangre.

13:00 horas (comida). Verduras a la plancha y pescado blanco con chucrut. Me regula la glucosa, es détox y facilita la digestión.

16:30 (merienda). Semillas de chía con leche de arroz y arándanos. Me regula el tránsito intestinal y es saciante y antioxidante.

19:30 horas (cena). Ramen vegetal. Me aporta una buena digestión y propicia un descanso profundo. Las setas que se incluyen en esta sopa tienen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y beneficios extraordinarios para los sistemas digestivo, circulatorio y metabólico.

 

Y si hoy he hecho deporte…

Después de la sesión voy a tomar un extra de proteína en forma de humus de lentejas y aguacate sobre crackers de sarraceno o quinoa.

 

Y si es un día festivo…

Comida mexicana: burritos vegetales. ¡Son divertidos, saludables, creativos y coloridos!

Comida japonesa: sushi de arroz integral vegetarianos y de pescado.

Comida italiana: pizza con base de coliflor, verduritas y parmesano vegano.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend