Derecho a la desconexión digital: qué es y por qué es tan importante

Por SHA Wellness Clinic
|
14 de julio de 2022
Salud y belleza
Desconectar de las responsabilidades laborales es fundamental para disfrutar de una buena salud mental.

Imagina, o revive, la escena: es fin de semana, estás de vacaciones o son las 20:30 h. de un día cualquier entre semana. Estás en tu casa leyendo un libro, viendo la tele, preparando la cena, jugando con tus hijos o a punto de salir a tomar algo con unos amigos. En definitiva, disfrutando de tu tiempo libre. De pronto, el móvil vibra porque acabas de recibir un correo electrónico de tu empresa. 

Recibir comunicaciones de trabajo fuera del horario laboral dificulta la conciliación entre la vida personal y la profesional y puede alargar la jornada, según los últimos estudios, hasta 13 horas diarias. Y esto tiene un impacto muy negativo tanto en el bienestar como en la salud mental. 

Cuando las nuevas tecnologías comenzaron a introducirse en el mundo laboral, muchos vieron en ellas la herramienta perfecta que les permitiría, por fin, conciliar la vida personal y la profesional y repartir de forma más equilibrada las cargas de trabajo a lo largo de la jornada. Y en parte, así ha sido. El problema viene cuando se hace un mal uso o un abuso de la tecnología. Porque disponer de los medios para conectarse en cualquier momento y lugar no debería ser sinónimo de estar disponible las 24 horas al día, siete días a la semana. 

Como nos cuenta Cinthya Molina, psicóloga de SHA Wellness Clinic, “el teletrabajo tiene aspectos positivos, como la autonomía o la conciliación, pero también tiene muchos factores negativos, como el aislamiento social, las jornadas laborales no especificadas o el estar conectado constantemente”. 

La regulación española permite a los trabajadores no responder correos o mensajes fuera de su horario laboral, garantizando así el derecho a la desconexión digital durante sus periodos de descanso, incluidas las vacaciones de verano. Además, establece que, entre el final de una jornada y el comienzo de la siguiente deben pasar, como mínimo, 12 horas.  

Además de un derecho de todos los trabajadores, la desconexión digital es una necesidad vital. Porque, como explica Cinthya, “no desconectar de las responsabilidades laborales aumenta la carga mental, el estrés y la ansiedad. Además, puede provocar el conocido como síndrome de desgaste profesional o burnout, que es un estado de agotamiento físico, mental y emocional causado por la cronificación del estrés laboral y que se manifiesta con falta de concentración, pensamiento disperso, apatía, desmotivación o problemas de memoria, entre otros muchos síntomas. Por eso, desconectar del trabajo para conectar con uno mismo en la esfera más personal es necesario para tener un buen equilibrio emocional y una buena salud mental”. 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend