Cuida tus pulmones con plantas medicinales

Por Sha Wellnes Clinic
|
21 de junio de 2019
Terapias naturales

El ser humano utiliza hierbas y plantas medicinales para curar sus dolencias desde los tiempos más remotos. La tradición china data el uso de remedios herbarios en torno al año 3000 a. C. Se dice que Shen Nong, “el granjero divino”, probó cientos de hierbas para identificar sus propiedades terapéuticas y que enseñó a los antiguos chinos las nociones básicas de la agricultura.

Aquí os presentamos algunas de las plantas medicinales que te ayudarán a fortalecer tus pulmones y evitar afecciones respiratorias.

 

Eucalipto, para respirar mejor

El aceite esencial que contiene permite eliminar la mucosidad y aliviar la inflamación.

  •  Hierve una hojas de eucalipto e inhala sus vapores cubriéndote la cabeza, entre 10 y 15 minutos.
  • Prepáralo a modo de infusión. Pon una cucharadita de hojas secas en agua hirviendo, deja reposar durante 10 minutos y cuela. Puedes tomar hasta tres tazas al día.

 

Tomillo, para tu garganta

Ayuda a combatir las infecciones respiratorias y a expulsar la mucosidad gracias su efecto expectorante y antiséptico. Además es un buen aliado para calmar la tos y combatir la congestión nasal.

 

  • Prepáralo a modo de infusión. Pon una cucharadita de tomillo en agua hirviendo, deja reposar durante 10 minutos y cuela. Añade una gotas de zumo de limón para poder potenciar su poder desinfectante. Puedes tomar hasta tres tazas al día.
  • Para combatir la faringitis y amigdalitis, haz gárgaras con un traguito de infusión3 veces al día.

 

Regaliz, para calmar la tos

 

Es un antibiótico natural, disminuye la tos y protege la mucosa inflamada.

  • Tómalo a modo de infusión. Hierve una cucharadita de raíz de regaliz por cada taza de agua 3 minutos. Deja reposar durante 5 minutos y cuela. Puedes tomar hasta tres veces al día. ( no más de 4-6 semanas seguidas).

Llantén, para la bronquitis

Muy útil para tratar la bronquitis ya que calma, suaviza e hidrata la mucosa respiratoria debido a su alto contenido en mucílagos.

  • Prepáralo a modo de infusión. Pon una cucharadita de llantén en agua hirviendo, deja reposar durante 10 minutos y cuela. Se puede tomar solo o junto a otras plantas como el tobillo o gordolobo). No se debe tomar más de tres tazas al día.
  • Tómalo como un jarabe. Mezcla hojas picadas y agua. Después de una horas, filtra la bebida y añade un poquito de miel. Disuelve la mezcla al baño María y colócala en un tarro. Guárdalo en la nevera y toma 3 cucharadas al día.

 

Gordolobo, para combatir el catarro

 

Además de suavizar la mucosa respiratoria ( ya que contiene mucílagos), posee un poder expectorante, antitusivo y antiinflmatorio.

  • Tómalo a modo de infusión. Hierve una cucharadita de gordolobo. Deja reposar durante unos minutos y cuela. Se puede tomar una taza cada 12 horas, es decir únicamente dos veces al día.
  • No se debe tomar si sufres obstrucción esofágica o gastrointestinal.

 

 El orégano, muy versátil

 

 

Sus beneficios son varios: expectorante, antitusivo, antiséptico y sedante.

  • Prepáralo a modo de infusión. Pon una cucharadita de orégano en agua hirviendo, deja reposar durante 10 minutos y cuela. Añade con otras plantas como el hinojo, anís verde para suavizar la infusión.
  • Úsalo a modo de condimento. Frota las hojas antes de añadirlas a cualquier plato para potenciar su sabor.

 

También puede interesarte...
SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable

Send this to a friend