¿Cuáles son las diferencias ente el yoga y el pilates?

Por SHA Wellness Clinic
|
08 de octubre de 2021
Terapias naturales
Aunque ambas proporcionan múltiples beneficios para el organismo, son dos disciplinas muy distintas que, eso sí, comparten algunas similitudes. 

 

Visualiza la imagen: una persona tumbada sobre una esterilla, con los ojos cerrados, las rodillas flexionadas, las plantas de los pies apoyadas en el suelo y los brazos extendidos en una postura poco habitual y respirando de una manera muy característica. ¿Estará practicando yoga o pilates? Aunque un observador inexperto puede confundirlas, lo cierto es que son dos disciplinas muy diferentes. 

Como nos comenta María Cortés, profesora de Yoga y Pilates en SHA Wellness Clinic, “el yoga es una filosofía y un estilo de vida originario de la India que se practica desde hace milenios y que, además del movimiento físico, tiene una parte espiritual y mental muy fuerte, mientras que el pilates es un workout desarrollado por Joseph H. Pilates a principios del siglo XX y que se enfoca en trabajar los músculos estabilizadores del abdomen y de la espalda baja. Su madre era profesora de yoga y de ahí cogió muchos movimientos, pero adaptando tanto las posturas como la respiración a determinados ejercicios que permitiesen ganar una gran fuerza abdominal de forma rápida”. 

 

Beneficios del pilates 

María explica que “el pilates solo se puede plantear desde la perspectiva del cuerpo y la respiración funcional. Proporciona movilidad, flexibilidad, estabilidad y rango de movimiento, aumenta la fuerza abdominal, es bueno para los huesos y mejora la consciencia corporal y la propiocepción, que es la capacidad de sentir la posición del cuerpo y de los músculos. Se basa en movimientos repetitivos y, al no incluir los planos mental ni espiritual, tiene muchas menos indicaciones que el yoga, por lo que es más sencillo de entender y aprender. Además, es terapéutico y se puede adaptar fácilmente a todos los estados físicos, lo que lo convierte en la opción perfecta para principiantes que quieran iniciarse en cualquier dinámica de movimiento”.  

 

Beneficios del yoga 

La clave del yoga está en la búsqueda del equilibrio cuerpo-mente-espíritu. Como nos cuenta la experta “el yoga proporciona consciencia general en su sentido más amplio (de presente, corporal, espiritual) y fuerza y flexibilidad en diferentes grados, dependiendo de qué estilo se practique. La respiración, que se llama pranayama, juega un papel fundamental porque favorece la meditación y nos ayuda a enfocarnos en el momento presente. Además, existen respiraciones específicas según cómo queramos mover la energía y que permiten alcanzar distintos objetivos. El yoga tiene también una parte física, que se usa como complemento de una mente sana en un cuerpo sano o como canalizador para lograr el que, sin duda, es su principal beneficio: la consciencia plena. Pero el yoga exige más que el pilates porque necesita paciencia, perseverancia y mucha disciplina. En cambio, mientras que el pilates solo se puede hacer sobre una esterilla, el yoga se puede practicar en cualquier lugar, por ejemplo, mientras caminas, a través de la respiración y la consciencia. Por último, me gustaría resaltar que el movimiento es vida y es salud y que lo importante es moverse, da igual cómo”. 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend