Consejos para realizar una dieta détox saludable en otoño

Por SHA Wellness Clinic
|
06 de octubre de 2022
Nutrición saludable
Los alimentos ricos en fibra y antioxidantes y los fermentados son grandes aliados para eliminar toxinas y disfrutar de una buena salud intestinal.

Aunque durante el resto del año sigamos unos hábitos alimentarios saludables, hay dos épocas muy concretas que son sinónimo de excesos: las vacaciones estivales y las fiestas navideñas. La razón principal es que son fechas muy sociales en las que nos reunimos con la familia y amigos y lo celebramos alrededor de una mesa repleta de comida y bebida, no siempre sanas ni equilibradas.  

El aumento del consumo de alcohol, fritos, postres azucarados, bebidas carbonatadas, grasas y las comidas y cenas copiosas típicas de estos días afectan directamente a la salud digestiva. Por eso, el otoño es el momento ideal para realizar una dieta détox con la que eliminar las toxinas acumuladas en el verano y preparar el organismo para la Navidad. 

Pero no todas las sustancias tóxicas provienen de la alimentación. Como explica Marina Domene, nutricionista de SHA Wellness Clinic, “hay estudios que demuestran que las personas que viven en ciudades con una gran contaminación ambiental sufren más problemas metabólicos y tienen índices más altos de obesidad y sobrepeso”.  

El hígado tiene sus propios sistemas de depuración y autolimpieza y, aunque no existe ningún alimento capaz de replicarlos, sí podemos ayudar durante el proceso. “El hígado tiene que realizar diferentes reacciones para poder eliminar los metales pesados, los pesticidas y los herbicidas, que son disruptores endocrinos que alteran el sistema hormonal y generan una disfunción. El primer paso es limitar la exposición a las toxinas, evitando el consumo de alcohol y alimentos ultraprocesados ricos azúcares, harinas refinadas y grasas hidrogenadas. Además, es importante no abusar de los medicamentos y tomarlos solo cuando sea realmente necesario, ya que su consumo sobrecarga la función hepática”, afirma Marina. 

Una vez minimizada la entrada de sustancias tóxicas es el turno de acelerar la eliminación de las que ya están dentro. Marina recomienda incluir en la dieta alimentos como “las alcachofas, porque son muy buenas para el hígado y las transaminasas, o el daikon, un rábano japonés que va muy bien a nivel hepático. También algunas bebidas, como el té de kombu, que ayuda a los riñones y las glándulas suprarrenales, o el té de shiitake, que reduce el colesterol”.  

Otro aspecto básico es fortalecer la salud intestinal, ya que el intestino hace las veces de filtro y es el primer sistema de defensa. La experta asegura que “una microbiota saludable impide que las toxinas lleguen al torrente sanguíneo. Los fermentados, como el chucrut o el kimchi; los alimentos con un alto contenido en fibra, como los cereales integrales, y las verduras de hoja verde, como las espinacas, el cardo, el kale o las acelgas, ayudan a equilibrar la salud intestinal. Para optimizar la función hepática es esencial tener unos buenos niveles de glutatión, que es el mayor antioxidante natural del organismo. Para ello, consume alimentos ricos en sulfatos, como el brócoli, la col, la cebolla o el ajo, porque la sulfatación es una de las vías más importantes del hígado para la eliminación de las toxinas”. 

 

Para saber más sobre el Programa Advanced Detox SHA, Pincha aquí

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend