¿Cómo puedo prevenir la gripe y los resfriados?

¿Cómo puedo prevenir la gripe y los resfriados?

Por SHA Wellness Clinic
|
02 de octubre de 2012
Nutrición saludable

Tendemos a creer que con la llegada del frío es común que aparezcan síntomas típicos de los resfriados y gripe. Sin embargo, según Isabel Moreno, nuestra experta en nutrición y terapias naturales “resfriarse en otoño no debería ser algo normal, aunque estamos muy acostumbrados a que esto suceda por ejemplo con el inicio del nuevo curso escolar o en las guarderías”.

La explicación reside en la falta de preparación para el cambio de estación. Estos resfriados pueden estar ocasionados por una alimentación inadecuada durante el verano. La ingesta frecuente durante los meses más calurosos del año de bebidas y fruta fría, batidos, helados y yogures, facilita la acumulación excesiva de mucosidad.

Con la llegada de la bajada de las temperaturas, nuestro cuerpo utiliza los resfriados como vía de eliminación de ese exceso de mucosidad producido por una mala alimentación. Nuestra experta recomienda dejar que esos catarros se disuelvan sin necesidad de recurrir a medicamentos. Estos primeros resfriados del otoño son un tipo de lo que llamamos “enfermedades de ajuste”, un mecanismo que utiliza el organismo para reajustarse y equilibrarse. Con el empleo de medicación, reducimos los síntomas típicos pero no ayudamos al cuerpo a eliminar el origen de ese resfriado: la humedad y mucosidad acumulada”.

Entonces, si no recurrimos a medicamentos, ¿cómo eliminar los incómodos síntomas de un resfriado como congestión nasal, fiebre, dolor de cabeza, tos o cansancio general? “La alimentación es la mejor arma para prevenir, combatir y calmar los resfriados” asegura Isabel. Y existen  numerosos recursos que nos ofrece la naturaleza para aliviar esos molestos síntomas, como por ejemplo:

–          Ume-sho-bancha: Esta bebida ayuda a suavizar los dolores de cabeza que suelen acompañar los resfriados. Es una bebida que fortalece la sangre y alivia la fatiga y la debilidad por lo que es interesante tenerla siempre a mano:

  • Para su preparación utilizamos Té Bancha, un té de 3 años, no excitante y con propiedades alcalinizantes, muy adecuado para consumo diario.
  • Desmenuzamos 1 ciruela umeboshi en una taza, añadimos media cucharadita de shoyu y té Bancha caliente. Removemos bien y lo tomamos caliente, comiendo también la ciruela.

–          Té de raíz de Lotus: Cuando hay congestión pulmonar y exceso de mucosidad, ayuda a fluidificar las mucosidades para su mejor eliminación:

Té de raíz de Lotus: alivio para la congestión del resfriado

  • Disolver 1 cucharada pequeña de raíz de Lotus en una taza de agua, añadir una pizca de sal o unas gotas de shoyu. Calentar en el fuego sin que llegue a hervir. Tomar caliente.
  • También se puede preparar con la raíz seca. Para ello hervir tres o cuatro trocitos en medio litro de agua durante unos 15 minutos. Tomar caliente. Podemos utilizar la raíz seca de Lotus para añadirla a nuestras sopas durante los procesos gripales.

–          Emplasto de mostaza: Se utiliza para descongestionar pulmones y cuando hay acumulación de mucosidad difícil de soltar, en los senos frontales y paranasales:

Emplasto de mostaza: descongestión pulmonar y eliminación de la mucosidad del resfriado

  • En función de la superficie a tratar utilizar más o menos cantidad de semillas de mostaza.
  •  Triturarlas hasta obtener un polvo fino y añadir un poco de agua para poder mezclarlo y formar una pasta. Depositarla en un trozo de plástico de envolver y cubrirlo con otro trozo de plástico para formar una cataplasma de ½ cm de espesor.
  • Colocar el emplasto sobre la superficie a tratar hasta que la piel se ponga roja. No aplicar nunca directamente sobre la piel pues podría quemarla.

¡Esperemos que estos remedios caseros os sirvan para tener un otoño mucho más sano!

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable

Send this to a friend