¿Cómo mantener la salud mental trabajando en un ámbito estresante?

Por Sha Wellnes Clinic
|
12 de febrero de 2019
Terapias naturales

Philippa Harvey - Especialista en Medicina Tradicional China
Philippa Harvey - Especialista en Medicina Tradicional China

Philippa Harvey, nuestra especialista en Medicina Tradicional China, explica cómo cuidar el Qi del hígado, el órgano más afectado por el estrés a nivel del cuerpo, la mente y el espíritu.


La alarma suena, te sobresaltas y tratas de recordar dónde dejaste el móvil. Siempre lo suficientemente lejos para tener que levantarte y apagarla… o para poner el modo avión y volver a dormirte. Hoy, como todos los días tienes un día muy ocupado. Pero está controlado, estas preparado para tus reuniones y el domingo tendrás una excusa para quedar con tus amigos para ir a montar en bici 40 km a las 8,30 am…Genial.

Una situación habitual en nuestra vida moderna y ocupada, no nos han enseñado realmente a nada más. Desde pequeños nos han inculcado a ser hiperproductivos y a no perder el tiempo. Íbamos al colegio y después directos a clases extraescolares; tenis, música, matemáticas, idiomas etc. Porque cuando somos pequeños nuestro cerebro es como una esponja, lo absorbe todo.

Nos preparan para que cuando seamos mayores encontremos el trabajo idóneo. Todo es perfecto; por encima de todo estamos atendidos por nuestra empresa. Por recomendación todas las empresas modernas intentan proteger nuestra salud y seguridad. Las compañías más grandes también tratan de gestionar nuestro bienestar. Por lo que todos los factores externos están cubiertos: sillas ergonómicas, buena iluminación, aire acondicionado, tiempo libre, salario, un buen jefe, etc. ¿Entonces por qué estamos agotados y no somos realmente felices?

¿Quizás el estrés en el trabajo o en casa? Si es así, esto es algo que sólo nosotros podemos manejar. Esto es algo que se debe aprender o desaprender, ya que ésta es una situación interna y a veces, difícil de definir. Como cualquier parte de nuestro cuerpo, si entrenamos demasiado duro o no hacemos nada, nos duele o empeora. Nuestra salud mental es tan sensible o igualmente susceptible de descomponerse. Necesitamos equilibrar nuestra vida y manejar esa situación interna de estrés.

Según el diccionario de Oxford, el estrés es como  “Un estado de tensión mental o emocional resultante de circunstancias adversas o exigentes”. De acuerdo, lo sabemos; quiero añadir que me gusta definir el estrés como el no saber el futuro, así que añadamos el miedo a la ecuación.

En la Medicina Tradicional China (MTC) tratamos con mucha gente bajo estrés. El estrés bloquea la energía del hígado. Una vez que la energía del hígado se estanca, casi todos los demás órganos se ven afectados. Empezamos a perder nuestro cabello, vitalidad y tenemos anemia. Las mujeres sufren el síndrome premenstrual, trastornos de la menstruación y pueden tener quistes en el útero. Y podemos continuar con una larga lista: aumento de peso, hinchazón en la cara, exceso de gases, enrojecimiento y dolor en los ojos, trastornos gastrointestinales (acidez estomacal, indigestión), etc. Si nuestros órganos no funcionan bien juntos, hay un efecto dominó, la presión cardíaca subirá y esto puede conllevar a una enfermedad cardíaca.

Cuando la función de un órgano es anormal, el órgano muestra una “emoción”. La emoción del hígado es la ira. Estamos irritables y más enfadados de lo normal; perdemos nuestra paciencia más rápidamente y nos ponemos tristes.

Entonces, ¿qué tienen que ver el QI del hígado y el estrés con la salud mental? Todo, ya que nuestros órganos están todos conectados. En la MTC la deficiencia de QI en el hígado, durante mucho tiempo puede causar depresión.

Antes de deprimirnos, ¿cómo lidiamos con el estrés? En la clínica suelo escuchar “Sólo estoy estresado como todos los demás”, no hay problema. Sí, un poco de estrés puede ser motivador, pero hemos normalizado altos niveles de estrés. Cada día se convierte en esa carrera de domingo en la que se recorren 40km sin parar para comprobar si nuestros neumáticos o cambios funcionan correctamente. ¿Qué pasará cuando intentemos parar?

 

¿Cómo cuidar tu QI del hígado, el órgano más afectado por el estrés a nivel del cuerpo, la mente y el espíritu desde una perspectiva de MTC?

  • Acupuntura: mueve el QI y es una forma maravillosa de relajar el cuerpo.
  • Masaje de pies: nuestros pies nos conectan con la tierra, y la energía de la tierra circula por todo nuestro cuerpo. Los pies son los principales conductores de energía para nuestro hígado.
  • Masaje Tui Na: un masaje que se centra en la circulación del Qi y los músculos del cuerpo.
  • Meditación: Meditar o hacer mindfulness reduce el estrés. Hay varias formas: Qi-Gong, Tai Chi o meditación sentada.
  • Tés: trata de no consumir alcohol ya que esto ejerce más presión sobre el hígado y prueba algunos tés como el té Chrysanthemum, el té de semilla de azufaifo o la raíz de valeriana.
  • Alimentos para alimentar el YIN del hígado: remolacha, champiñones, espinacas, zanahorias, perejil, manzanas, melocotones, melones, uvas, cerezas, ciruelas, aceite de oliva, aceite de almendra, algas, espirulina, pasto de trigo, avena, arroz, cebada, tempeh, tofu, miso, nueces y semillas, caballa, sardinas, ostras, mejillones y almejas.

 

Cuando suene la alarma el domingo y estés preparado para esos 40 km en bici, porque lo necesitas para “desahogarte”, piensa en tu hígado. Tal vez sería mejor dar un paseo por el parque descalzo, tocar la tierra y frotar el punto de acupresión llamado “Taichong” (hígado3) que estimula el canal del hígado. Puede resultar doloroso, pero eso significa que estas tocando los puntos correctos. Estas desbloqueando tu Qi. La semana que viene será una mejor semana.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable

Send this to a friend