Cómo cumplir tus objetivos de año nuevo

Por SHA Wellness Clinic
|
04 de enero de 2018
Salud y belleza

El Año Nuevo acaba de empezar y la mayoría de nosotros probablemente ya se ha puesto en marcha con los nuevos propósitos, especialmente después de las navidades, donde nos permitimos algún que otro capricho demás y nos olvidamos de nuestra rutina saludable. En SHA Wellness Clinic, tratamos de crear un cambio duradero y sostenible y no nos centramos en dietas de choque y objetivos poco realistas que provocan que nos sintamos peor porque no hemos logrado alcanzar esos objetivos.

Una buena forma de comenzar a adoptar un estilo de vida saludable es ir introduciendo lentamente alimentos saludables e ir eliminando aquellos alimentos que no sean muy beneficiosos para nuestro cuerpo. Sumando estos nuevos hábitos día a día, puedes empezar a crear una rutina saludable que sea factible y agradable.

Una buena forma de afrontarlo es en lugar de fijar todos tus objetivos para el mes de enero y sentirte frustrado, es analizar el panorama general y avanzar paso a paso para cumplir objetivos más pequeños que al final son los que te permitirán un cambio sustancial.

¿Por dónde empezar?

Empieza por analizar tu estilo de vida. ¿Cómo son tus hábitos alimenticios? ¿Haces ejercicio regularmente? ¿Duermes lo suficiente?

Dependiendo de cuáles sean tus respuestas a estas preguntas fundamentales, podrás tomar medidas e incluir en tu estilo de vida los cambios que creas necesarios.

Si buscas mejorar tu dieta, debes comenzar por incluir más vegetales, cereales integrales, legumbres, pescado y frutas de temporada. En lugar de pensar que estás eliminando alimentos de tu dieta, piensa en todos los alimentos saludables que estás introduciendo y que te ayudarán a sentirte y verte bien.

¿Sabías que comenzar el día con un desayuno saludable y equilibrado te ayuda a tomar decisiones más saludables durante el día y aumenta tu energía, vitalidad y niveles de concentración? Nada más levantarte, bebe agua tibia con limón para limpiar tu organismo y continua con un desayuno rico en grasas saludables, proteínas y fibra. Un buen ejemplo de desayuno podría ser una tostada de pan de centeno con aguacate y semillas o porridge con frutos del bosque y semillas.

Sustitutos saludables

Sustituye los carbohidratos refinados por cereales integrales como la quinoa, el mijo, el arroz integral y el trigo sarraceno. Estos granos son altamente nutritivos y te mantendrán satisfecho, sin sentirte hinchado.

Los alimentos que debes evitar para empezar a notar los cambios y sentirte más saludable son: el azúcar, los lácteos, los alimentos procesados ​​y la carne. Sustituye el azúcar por alternativas más saludables como el sirope de agave, de arce y la melaza de arroz. En lugar de eliminar todos los alimentos azucarados a la vez, añade una cucharadita de algún endulzante saludable a las infusiones como el té rooibos, come algunas frutas de temporada o frutas deshidratadas, o toma una pequeña porción de chocolate negro. Estos tentempiés, pueden realmente ayudarte a controlar los antojos de azúcar.

Hidratación

Es importante mantenerte hidratado durante todo el día, ya que esto te ayudará a sentirte más lleno y evitar comer en exceso. Bebe agua mineral durante todo el día e infusiones que te ayudarán a eliminar toxinas y reducir la hinchazón.

Fitness

Si estás tratando de volver a tu rutina de ejercicios, no seas duro contigo mismo. Comienza haciendo entrenamientos más ligeros para coger el ritmo y asegúrate de elegir las clases o actividades que más disfrutes, ya que te ayudará a sentirte más motivado y te divertirás más realizando el ejercicio. ¿Por qué no pruebas una nueva clase o una rutina de ejercicios? ¿Como el boxeo, yoga o pilates?

Descanso

Una de las claves más subestimadas para la salud es el descanso. Dormir más de 7 horas por la noche ayuda a tu cerebro a desintoxicarse, limpiar tu organismo, aumentar tu energía, equilibrar tu estado de ánimo, regular el apetito y mantener un peso saludable. Cuando no duermes las horas suficientes, tu cuerpo te pide más alimentos poco saludables y tus niveles de estrés aumentan. ¡Asegúrate de que dormir sea una de tus prioridades! Una buena forma de dormir más es apagando el teléfono una hora antes de acostarte y leer un libro hasta que te duermas. Esto no solo te ayudará a dormir más, sino que te quedarás dormido más rápido, ya que la luz azul de la pantalla del móvil no inhibirá la producción de la melatonina.

Tus propósitos de Año Nuevo para este año, deberían centrarse en objetivos a largo plazo que te ayuden a convertirte en la mejor versión de ti mismo. Come bien, hidrátate, haz ejercicio regularmente y prioriza el descanso. No recurras a dietas rápidas que terminan creando un efecto yo-yo y provocan cambios drásticos que hacen que tu cuerpo se sienta débil y con menos energía. ¡Intenta llevar un estilo de vida equilibrado y saludable y conseguirás muchos mejores resultados a largo plazo!

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend