How do chemical products damage hair?

¿Cómo afecta la cosmética química al cabello?

Por SHA Wellness Clinic
|
31 de octubre de 2017
Salud y belleza

Se aproxima el cambio de estación que tanto altera a nuestra salud capilar. No debemos adelantarnos a los acontecimientos antes de hora. La caída estacional es una realidad que se materializa en la pérdida de alrededor 100 pelos diarios. Pero, antes de analizar cepillos y almohadas, deberíamos preguntarnos si nuestra rutina capilar es saludable los 365 días del año.

El objetivo es conseguir un cabello con brillo, manejable y exento de encrespado. Los champús, acondicionadores, tratamientos sin aclarado y mascarillas contienen ingredientes hidratantes. Una formulación específica que en cambio los transforma en potentes limpiadores que en muchas ocasiones resultan abrasivos e irritan y dañan el cuero cabelludo más sensible favoreciendo su caída y debilitamiento. Si hacemos un uso regular de estos productos a la larga conseguiremos el efecto contrario: cabello apelmazado, de aspecto sucio, opaco sin brillo, irritaciones del cuero cabelludo, fibra capilar frágil con tendencia a la ruptura…

Consejos para proteger el pelo

El especialista Doctor José María Ricart, responsable de la unidad Capilar de SHA Wellness Clinic, nos aconseja sobre qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de escoger un champú que no dañe nuestra salud capilar:

1: Utilizar champús que no contengan sulfato de amonio. Es un detergente abrasivo que produce mucha espuma pero que lo despoja de los aceites esenciales que favorecen su vitalidad. Además este componente daña las proteínas y dificulta el crecimiento capilar. Es más aconsejable hacer uso de limpiadores que contengan otras fórmulas más ligeras que aunque no hagan tanta espuma, limpian el cabello de forma eficiente y contribuyen a su bienestar.

2: Utilizar de forma regular acondicionadores que no contengan dimeticona. Es un tipo de silicona que en un porcentaje elevado provoca irritaciones en la piel y el cuero cabelludo.

3: Limitar en la medida de lo posible el uso de secadores y planchas.

 

Nutricosmética para fortalecer el cabello

Los complementos alimenticios a base de vitaminas, minerales y oligoelementos esenciales completan la asimilación de los nutrientes, y dan cobertura de necesidades que los productos de uso tópico no cubren, como es el caso de la caída del cabello por déficit de vitamina B8. Suplementos naturales que ayudan a prevenir o frenar, según el caso, la caída estacional del cabello, y que tu pelo vuelva a estar fuerte, radiante y lleno de salud.

La nutricosmética es por tanto el aliado perfecto a un limpiador y acondicionador natural respetuosos con tu cabello y el medio ambiente.

 

Artículos relacionados:

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend