Algas: las verduras del mar

Por SHA Wellness Clinic
|
06 de julio de 2021
Nutrición saludable

Aunque en Occidente todavía se perciben como un ingrediente exótico, lo cierto es que las algas forman parte, desde hace siglos, de la dieta diaria en países como Japón, China o Corea. Y no es de extrañar porque, como nos comenta María Romeralo, nutricionista de SHA Wellness Clinic, “las algas son las verduras del mar, aportan una gran cantidad de minerales y vitaminas y tienen multitud de beneficios para la salud. Estimulan el metabolismo, son altamente depurativas y muy alcalinizantes, ayudan a disolver las grasas y las mucosidades del organismo, aceleran la desintoxicación de metales pesados, normalizan la presión sanguínea, fortalecen el sistema inmune, contribuyen al peso óptimo, mejoran la digestión y aumentan los niveles de energía”.

Además de muy saludables, los seres vivos más antiguos del planeta son un recurso natural que se renueva anualmente en el mar, por lo que también son un alimento estable y sostenible. “España es un país con muchos kilómetros de costa y en Galicia tenemos una gran producción de algas locales”, añade María.

 

La gran variedad de especies comestibles existentes permite añadir algas a casi todo tipo de recetas, desde sopas a estofados, pasando por platos de cereales, verduras y ensaladas. Y es precisamente esta enorme versatilidad la que llamó la atención de la alta cocina occidental, que empezó a fijarse en su potencial nutricional y valor gastronómico con el nori, el alga con la que normalmente se enrolla el sushi, y que Europa descubrió con el boom de la comida asiática vivido en la segunda mitad de la década de los 90. Eso sí, tampoco podemos alimentarnos únicamente de algas ya que, como afirma la doctora, “lo recomendable es consumir una pequeña porción diaria”.

 

Especies de algas y cómo incluirlas en la dieta

Si es la primera vez que vas a cocinar con algas, María avisa de que “siempre deben comprarse certificadas, ya sean frescas (de temporada) o secas, que se conservan fenomenal en un bote de cristal. Pero, como no todas son iguales ni tienen las mismas propiedades ni sabor, unas especies se adaptan mejor que otras a determinados platos. Así, las algas wakame y dulse con perfectas para sopas y ensaladas; el kombu, que facilita la digestión, con legumbres y cereales; el arame y el hijiki, como guarnición o en ensaladas; el nori, como snack, condimento o en sushi y sopas; y el agar agar, que refresca y regula el tránsito intestinal, es ideal para hacer gelatinas en esta época del año”.

 

Disfruta de esta receta refrescante con algas wakame.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend