Acupuntura para adelgazar

Por SHA Wellness Clinic
|
03 de junio de 2021
Terapias naturales

Qué fácil y rápido es ganar unos kilos de más y qué difícil y lento es perderlos. Una dieta poco saludable, la falta de ejercicio físico, el entorno o la genética son algunos de los factores que pueden provocar sobrepeso. Pero también, un desequilibrio energético. Y aquí es donde entra en juego la acupuntura.

 

Como nos comenta Philippa Harvey, especialista en Medicina Tradicional China de SHA Wellness Clinic, “la Tierra está rodeada por campos electromagnéticos que tienen una influencia directa sobre todos nosotros, pero no en un sentido esotérico, sino electrónico. Para tener una buena salud energética es necesario entender el impacto de los electrones, los iones y los protones en el cuerpo humano”.

 

Hace miles de años no se habían descubierto las leyes fundamentales de la electricidad y, por supuesto, no se habían inventado los aparatos para hacer uso de ella, pero ya se conocía la interrelación entre nosotros y esa energía vital que fluye a través de la naturaleza y los seres vivos y que da vida y sentido a toda la materia. “Este concepto de fuerza esencial llamado Qi (pronunciado chi) no es algo exclusivo de la Medicina Tradicional China, sino que está presente en casi todas las civilizaciones antiguas. En el hinduismo se conoce como Prana (aire inspirado) y, en el cristianismo, podría ser el alma”, afirma Philippa.

 

Esta energía vital fluye a través de canales, llamados meridianos, y, cuando se bloquea en alguna parte del recorrido, produce un desequilibrio. “Imaginemos que el cuerpo humano es un circuito electrónico, una especie de smartphone. El dispositivo puede estar en perfectas condiciones, pero, si tenemos muchas aplicaciones abiertas al mismo tiempo o la batería baja, no funcionará correctamente. Aplicando las agujas de acupuntura sobre estos puntos conseguimos eliminar los bloqueos y que la energía vuelva a fluir”, añade Philippa.

 

El método integrativo de SHA se apoya en la Medicina Tradicional China, ya que siempre busca ir a la raíz del problema en lugar de centrarse únicamente en eliminar los síntomas. Y en el caso de los problemas de sobrepeso, no iba a ser menos. Por eso, es importante determinar primero cuáles son las causas que provocan la necesidad de comer (ansiedad, vacío emocional, tristeza, rabia, miedo) antes de realizarse una sesión de acupuntura. Y es que, como nos explica Philippa “las agujas son como un destornillador con el que podemos aumentar o disminuir la cantidad de Qi en un punto específico del sistema de meridianos. Así, además de controlar la ansiedad por la comida, estimulamos los órganos que están débiles y aceleramos el metabolismo. Las sesiones duran aproximadamente media hora y son indoloras, como mucho se puede sentir una ligera punción. Y yo recomendaría una sesión al mes para mantener el sistema electrónico fluyendo de la mejor manera posible”.

 

Eso sí, si sigues una dieta rica en procesados, grasas, azúcares y bebidas gaseosas y llevas una vida sedentaria, la acupuntura tendrá unos beneficios muy limitados para adelgazar. En cambio, ha demostrado ser muy eficaz como complemento de una alimentación saludable y la práctica de ejercicio físico diario.

 

Si todavía no conoces lo que la acupuntura puede hacer por ti, este es el momento ideal porque encaja a la perfección en el nuevo estilo de vida occidental, que ha vuelto a poner sus ojos en la naturaleza y las terapias naturales. Ahora más que nunca, las personas se están responsabilizando más sobre la salud y no solo sobre la enfermedad”, concluye la experta.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend