Un sistema inmune fuerte: ¿cómo y por qué?

Por SHA Wellness Clinic
|
10 de diciembre de 2020
Be SHA

Cuando nuestro sistema inmunológico está en óptimas condiciones, ni siquiera advertimos su funcionamiento protector, que sin duda está activado en esos momentos. Lo que sí sabemos es que cuando nos encontramos mal, independientemente de nuestra gravedad, es que algo falla. Y probablemente sea nuestro sistema inmune.

¿Por qué tener un sistema inmunológico a pleno funcionamiento?

El objetivo principal de su sistema inmunológico es proteger nuestro organismo de las agresiones externas, como pueden ser los virus o las bacterias. Sin su acción estaríamos enfermos continuamente.

Lo que nuestro sistema inmune hace específicamente es diferenciar entre nuestras propias células y las que son extrañas. Esto es lo que permite destruir y acabar con todas aquellas que podrían ser potencialmente dañinas para nosotros.

Una de las causas por las que los bebés enferman con relativa frecuencia es porque todavía están desarrollando su sistema inmune. Por el contrario, el motivo por el cual se suele enfermar más cuando se envejece es porque el sistema inmune se va debilitando con el inexorable paso del tiempo. La buena noticia es que se puede trabajar en tener un sistema inmune fuerte incluso cuando se llega a edades más avanzadas; de hecho, un sistema inmunológico robusto y a pleno funcionamiento nos ayudará a manejar con salud y vitalidad nuestro día a día, independientemente de los reveses que se nos puedan presentar.

¿Cómo se establecen las barreras frente a los virus?

La primera línea de defensa de nuestro cuerpo son sus barreras físicas que establecemos frente a los virus y las bacterias. Si pese a los esfuerzos logran abrirse paso, aparecerán entonces células especializadas que entrarán en acción: los glóbulos blancos, quienes combaten frente a los virus y bacterias que se adentran en nuestro organismo.

La clave es cuidar nuestro sistema inmune de la misma forma que éste cuida de nosotros. Ese cuidado pasa por mimar partes como la piel, la mucosidad, el sistema linfático o los intestinos, lugar donde se halla cerca del 80% de las células de nuestro sistema inmunológico. De hecho, el intestino es el lugar de actuación de las bacterias y los virus, por lo que es importante que esté en las mejores condiciones y tenga un buen número de bacterias amigables a su disposición.

¿Cómo mantener la efectividad de nuestro sistema de defensas?

La base de un sistema inmunológico fuerte pasa por crear un buen número de hábitos saludables (alimentación, ejercicio, equilibrio interior…) que hagan frente a las indeseadas consecuencias que provocan estilos de vida contemporáneos, tales como el estrés o la ansiedad.

Una correcta nutrición será básica para fortalecer nuestro sistema inmunológico gracias a una dieta que proporcione un equilibrio saludable de macronutrientes entre grasas, proteínas y carbohidratos saludables. También debe incluir alimentos antiinflamatorios y ricos en minerales, con preminencia de las verduras.

“Los alimentos que están vivos y que provienen directamente de la tierra, y no aquellos que nos llegan ya procesados en una fábrica, nos proporcionarán mucha más cantidad de energía y nutrientes”, asegura Melanie Waxman, experta en nutrición de SHA Wellness Clinic.

Es importante establecer una sinergia entre varias disciplinas para poder fortalecer de forma más efectiva nuestro sistema inmune, algo que solo se consigue con un buen rendimiento físico, nutricional e intelectual. Así lo entendemos en SHA.

 

CINCO CLAVES

  • El objetivo principal de su sistema inmunológico es proteger nuestro organismo de las agresiones externas, como pueden ser los virus o las bacterias. Sin su acción estaríamos enfermos continuamente.
  • Un sistema inmunológico robusto y a pleno funcionamiento nos ayudará a manejar con salud y vitalidad nuestro día a día, independientemente de los reveses que se nos puedan presentar.
  • El cuidado del sistema inmune pasa por mimar partes como la piel, la mucosidad, el sistema linfático o los intestinos, que es el lugar en el que se halla cerca del 80 por ciento de las células de nuestro sistema inmunológico.
  • La clave de un sistema inmunológico fuerte pasa por crear un buen número de hábitos saludables (alimentación, ejercicio, equilibrio interior…) que hagan frente a las indeseadas consecuencias que provocan estilos de vida contemporáneos, tales como el estrés o la ansiedad.
  • Es importante establecer una sinergia entre varias disciplinas para poder fortalecer de forma más efectiva nuestro sistema inmune, algo que solo se consigue con un buen rendimiento físico, nutricional e intelectual.

 

¿SABÍAS QUE…?

Sin la acción del sistema inmune estaríamos enfermos continuamente.

Se puede trabajar en tener un sistema inmune fuerte incluso cuando se llega a edades más avanzadas.

El intestino es el lugar preferido para la actuación de las bacterias y los virus, por lo que es importante que esté en las mejores condiciones y tenga un buen número de bacterias amigables a su disposición.

Una correcta nutrición será básica para fortalecer nuestro sistema inmunológico gracias a una dieta que proporcione un equilibrio saludable de macronutrientes entre grasas, proteínas y carbohidratos saludables.

Los alimentos que están vivos y que provienen directamente de la tierra, y no aquellos que nos llegan ya procesados en una fábrica, nos proporcionarán mucha más cantidad de energía y nutrientes

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend