Cómo adoptar el slow lifestyle

Por SHA Wellness Clinic
|
19 de julio de 2017
Fitness

¿A veces sientes que llevas mil temas a la vez y no logras relajarte y vivir el presente? Hoy en día, la mayoría de la gente se habrá sentido así en un momento u otro.

Los niveles de estrés están más elevados que nunca y trastornos como ansiedad y depresión son cada vez más comunes. La cuestión es, ¿qué podemos hacer para dejar de vivir un ritmo de vida tan acelerado? La respuesta es, adoptar el slow lifestyle.

El estilo de vida slow es la antítesis de la vida caótica y acelerada que vivimos. El enfoque principal esvivir más el presente, ser más conscientes de nuestros pensamientos, comer de forma más saludablemover nuestro cuerpo y disfrutar de las pequeñas cosas, por muy cotidianas que sean.

 

La filosofía slow transformará tu forma de pensar, comer y vivir.

Este estilo de vida mejora el bienestar y aumenta la longevidad, tal y como han demostrado los Okinawensesla población con mayor esperanza de vida del mundo. Su filosofía es practicar , comer hasta estar un 70% llenos, pasar tiempo al aire libre, mantenerse físicamente activosdedicarle tiempo a sus seres queridos y ver siempre ver el lado positivo.

En qué consiste el slow lifestyle?

 

Slow living

Una parte fundamental de la filosofía slow es vivir el presente y dejar que las cosas fluyan. No tiene sentido que siempre nos estemos preocupando de lo que va a ocurrir en un futuro, ya que nos impide vivir el momento. Por lo tanto, cambia tu actitud y enfócate en el aquí y el ahora. Haz todo de forma más slow.Esto no quiere decir que tardes el doble de tiempo haciendo cualquier tarea, sino que, no sientas una presión y prisa innecesaria. Simplemente, céntrate en lo que estás haciendo en cada momento sin pensar en lo que va a ocurrir más adelante. Esto te permitirá trabajar de forma más eficiente y mantener los niveles de estrés al mínimo.

 

Slow food

Aunque hoy en día le demos menos importancia, la hora de la comida es un momento sagrado para desconectar y disfrutar. Sin embargo, la era digital ha cambiado este acto cultural. La comida ha pasado a un segundo plano y nuestra atención se centra más en lo que ocurre dentro de una pantalla digital. Como consecuencia, no estamos 100% centrados en alimentarnos.

La digestión comienza en nuestra boca cuando masticamos, por lo tanto, cuando nuestra atención está en otra parte, nuestro cerebro se distrae y masticamos de forma automática. ¿Por qué es importante masticar bien la comida? Porque si no, comemos más de la cuenta y puede provocar problemas digestivos. La solución está en dejar de lado cualquier distracción durante la hora de comer y simplemente disfrutar.

 

Movimiento slow

Cuando estamos ocupados, yendo de un lado para otro, nuestro cuerpo segrega cortisol– la hormona del estrés- constantemente para que podamos seguir un ritmo acelerado. Cuando sometemos nuestro cuerpo a estrés constante, aceleramos el proceso de envejecimiento y aumentamos la posibilidad de sufrir depresión, estrés y fatiga. En definitiva, no es sostenible para la salud.

No dejes que el estrés domine tu vida. Practica el mindfulness, la meditación o el yoga para calmar la mente y el cuerpo. Hacer ejercicio es fundamental para la salud, pero también es importante equilibrar los entrenamientos de alta intensidad con prácticas más relajantes para restaurar y revitalizar el organismo.

En definitiva, una vida slow influye en nuestro bienestar y salud. Todos podemos implementar estos cambios positivos en nuestra vida para mejorarla. ¿Te animas a probar el slow lifestyle?

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend