9 consejos de alimentación saludable para volver a la rutina

Por SHA Wellness Clinic
|
13 de septiembre de 2022
Nutrición saludable
Recuperar unos hábitos alimentarios sanos y equilibrados es el primer paso para sentirte bien después de las vacaciones.

El estilo de vida que llevamos en vacaciones poco o nada tiene que ver con el del resto del año. Durante el verano, las pautas del sueño cambian, la actividad física se reduce, tenemos una mayor anarquía horaria y nos permitimos determinados caprichos alimentarios que no suelen formar parte de nuestra dieta habitual. Por eso, y como nos recuerda María Romeralo, nutricionista de SHA Wellness Clinic, “volver a nuestras rutinas nos ayudará a sentirnos bien en muchos aspectos y a llevar mejor el síndrome postvacacional”. 

Aunque los hemos saboreado, paladeado y disfrutado, ha llegado el momento de decirle adiós a los helados, los refrescos azucarados, el alcohol, las comidas y cenas opíparas y los fritos y recuperar unos hábitos saludables para contrarrestar los excesos veraniegos y volver a ser la mejor versión de nosotros mismos. María nos da 9 consejos para conseguirlo. 

 

  1. Es importante volver cuanto antes a una rutina horaria porque comer a horas similares cada día, por lo menos de lunes a viernes, facilita la digestión y mejora el metabolismo.

 

  1. La planificación y la organización son dos aspectos clave. Dedícale tiempo a pensar en el menú semanal y haz la lista de la compra en consecuencia. 

 

  1. Empezar la comida con una sopa es una buena día porque es saciante, nos ayuda a comer más despacio y a reducir la cantidad del plato posterior. 

 

  1. Aumenta el consumo de cereales integrales y legumbres. Además, puedes cocinarlos para varios días y utilizarlos en diferentes recetas. Por ejemplo, puedes hacer garbanzos cocidos en ensalada y, otro día, preparar hummus. O hacer arroz integral para mezclar con verduras salteadas o al vapor y usarlo también para hacer sushi.

 

  1. Las verduras, y mejor si son de temporada, nos aportan la fibra, las vitaminas, los minerales y los antioxidantes que hemos perdido con los excesos de las vacaciones. Otra ventaja es su enorme versatilidad: puedes prepararlas en ensalada, al vapor, salteadas, al horno, en sopas frías, etc.

 

  1. Para proporcionarle al organismo todos los nutrientes que necesita, prepárate un maravilloso budha bowl porque combina las vitaminas y los minerales de las verduras, las proteínas de los garbanzos, las lentejas, el tofu, el tempeh o el pescado y los hidratos de carbono complejos de la quinoa, el arroz integral o el bulgur. Es una comida completa, saciante y fácil de preparar.

 

  1. Reduce el consumo de fritos, carnes, helados, refrescos, alcohol y aperitivos, como las patatas fritas o los canapés, de los que quizá hayas abusado en verano.

 

  1. Evita beber mucha agua con las comidas: es mejor hacerlo entre horas y parar 20 minutos antes de empezar a comer. Y, al finalizar, tómate una infusión digestiva de jengibre-limón, kukicha, menta o regaliz.

 

  1. Por último, recuerda que una buena masticación es fundamental porque ayuda a comer menos y favorece tanto la digestión como la absorción de los nutrientes.

 

Si quieres saber más sobre la nutrición saludable de SHA, Pincha aquí

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend