8 consejos para cambiar tus hábitos alimentarios por otros más saludables

Por SHA Wellness Clinic
|
15 de septiembre de 2022
Nutrición saludable
Realizar pequeños cambios en la dieta diaria puede traducirse en grandes beneficios para tu salud física, mental y emocional. 

La inmensa mayoría de la sociedad sabe que una nutrición sana y equilibrada es la base para vivir una vida plena a cualquier edad. Pero en muchas ocasiones, por falta de tiempo o desconocimiento, consumimos determinados alimentos que nos alejan de nuestro estado óptimo de salud y bienestar. Sin embargo, lo que muchos ignoran es que introducir pequeños cambios en la dieta reporta enormes beneficios a todos los niveles.  

Eso sí, como todos los cambios, estos también pueden resultar abrumadores y no ocurren de la noche a la mañana. Como nos explica Melanie Waxman, experta en Nutrición y Terapias Naturales de SHA Wellness Clinic, “incorporar unos hábitos alimentarios saludables a tu estilo de vida es una parte básica del cuidado personal continuo. Pero no intentes cambiarlo todo de golpe: elige una o dos cosas y trabaja en ellas hasta que se conviertan en algo natural de tu vida diaria. Ser constante y tener paciencia marcan la diferencia”. Para conseguirlo, Melanie nos da ocho consejos. 

 

  1. Presta atención a lo que comes y bebes. Para ello, lee atentamente las etiquetas de los alimentos y familiarízate con las listas de ingredientes. Además, es muy útil empezar un diario de alimentos en el que apuntes todo lo que consumes a lo largo de la jornada.

 

  1. La calidad de los alimentos afecta a nuestra energía, peso y cómo nos sentimos. Los alimentos que han sido cultivados de forma respetuosa con el medioambiente y están cocinados con amor marcan una gran diferencia para la salud. Decántate por los orgánicos, locales, de proximidad y de temporada y evita los ultraprocesados.

 

  1. Sé consciente de lo que bebes. Opta por agua de calidad, tés herbales, infusiones y zumos de verduras. Y asegúrate de beber la cantidad de agua suficiente porque, cuando nos deshidratamos, solemos ingerir más comida para compensar.

 

  1. Añade gradualmente alimentos saludables a tu dieta en lugar de centrarte en eliminar los que no lo son porque esto puede ser contraproducente. En cambio, agregar a tu dieta nuevos alimentos saludables provoca una gratificante sensación de haber alcanzado un objetivo. Incluye en tu dieta más verduras y procura comer algún grano integral todos los días. Para merendar, decántate por bayas o nueces. Reemplazar unos alimentos por otros también es de gran ayuda: sustituye los refrescos azucarados por agua con limón y el arroz blanco por quinoa.

 

  1. Practica el mindful eating. El 40% de la regulación del apetito, la quema de calorías y la estimulación metabólica comienza antes de dar el primer bocado. Por eso, es esencial comer sin prisas, masticar despacio, evitar las distracciones, como el teléfono, la televisión o el ordenador, e intentar identificar los diferentes aromas, texturas y sabores de cada alimento presente en el plato. Comer relajadamente mejorar tanto la digestión como el metabolismo.

 

  1. Cuando te apetezca picar algo entre horas, no te resistas porque esto puede generar ansiedad. En vez de eso, elige una opción saludable y crea tu propio ritual. Coge un bonito tazón, llénalo de alimentos saludables, siéntate, respira profundamente y disfruta del tentempié despacio, saboreando cada bocado.

 

  1. El cuándo comemos es tan importante como el qué comemos. Sincronizar los horarios de las comidas con el ciclo natural día/noche es muy beneficioso para la salud. Nuestra metabolismo se activa por la mañana, está a pleno rendimiento a la mitad del día y se ralentiza a medida que el sol se pone. Intenta desayunar, comer y cenar siempre a la misma hora

 

  1. Por último, no hay que hacer dramas si alguna vez caes en la tentación y comes un alimento poco saludable. Todos cometemos errores y un desliz no tiene por qué arruinar el resultado final, solo lo ralentiza un poco. No existen el cuerpo ni la dieta perfectos y cambiar de hábitos alimentarios es un viaje de descubrimiento. Lo mejor que puedes hacer es volver a la rutina saludable al día siguiente y continuar tu viaje sin mirar atrás.
SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend